Los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos años en Estados Unidos tocaron el jueves máximos de cuatro años y medio por las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) suba las tasas de interés en diciembre, mientras que los retornos a largo plazo también avanzaron ante nuevas emisiones de deuda corporativa.

Los rendimientos a dos años alcanzaron 0.861%, ampliando la escalada del miércoles cuando la presidenta de la Fed, Janet Yellen, y el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, indicaron una posible alza en las tasas en diciembre.

Los retornos de los bonos con otros vencimientos también subieron. Los de la deuda a tres años alcanzaron un máximo de casi cinco meses de 1.165 por ciento. Los de 10 años tocaron su punto más alto en siete semanas de 2.263 por ciento.

Los operadores estaban a la expectativa del reporte de nóminas no agrícolas para octubre. Analistas dijeron que el informe, que se conocerá el viernes, reforzaría las perspectivas de un alza en las tasas en diciembre.