BlackRock ha reducido su participación en Banco Popular desde el 4.43% hasta el 4.25%. Las ventas terminaron el pasado viernes, justo antes del nombramiento, este lunes, de Emilio Saracho como nuevo presidente de la entidad en sustitución de Ángel Ron.

Por lo tanto, el gigante inversionista estadounidense reduce su presencia en el banco en un 0.2 por ciento. El movimiento es el contrario al que la gestora había realizado en los últimos meses en Popular. En noviembre, BlackRock subió su participación desde el 4% hasta el 4.43 por ciento.

Según la comunicación remitida a la CNMV, BlackRock cuenta con un 1.23% del capital en acciones, mientras que el 3.02% restante los tiene a través de instrumentos financieros. Pero el dato más llamativo es que la gestora hasta prestado cerca de 117 millones de acciones de Popular, equivalentes al 2.78% del capital.

La cifra de títulos prestados es casi cuatro veces superior a la que BlackRock declaro en noviembre en su última comunicación al supervisor bursátil. Una gran subida que coincide con el récord de posiciones cortas de Banco Popular. En estos momentos los inversionistas están apostan el 11.75% del capital del banco a que la cotización seguirá bajando.

Para poder llevar a cabo esta operativa, los inversionistas necesitan tomar prestados los títulos en el mercado y venderlos. Si la acción cae en Bolsa, recompran los títulos a un precio más barato a los que los adquirieron, los devuelven a sus propietarios y se embolsan la diferencia.

Se da la circunstancia de que BlackRock también es unos de los mayores inversionistas bajistas en Popular con un 0.60% del capital. En estos momentos, hasta siete 'hedge fund' cuenta con posiciones cortas superiores al 0.5% del capital.

estrategias@eleconomista.mx