BlackRock Investment Management ha desembarcado en el capital de Liberbank con una posición corta o bajista del 0.53% de las acciones. De este forma, el 'hedge' del mayor inversionista mundial en la banca española se convierte en el mayor bajista de la entidad que lidera Manuel Menéndez.

La gestora estadounidense apuesta a la baja en el banco resultante de la integración de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria en un momento de indefinición de la cotización. Muy irregular en las últimas semanas, trata de asentarse por encima del nivel de 1 euro tras la presentación de los resultados de 2016.

El año pasado, Liberbank ganó 129 millones de euros, un 0.2% más, después de una provisión de 136 millones por el riesgo de la eliminación de las cláusulas suelo. Además, el margen de intereses y las comisiones cayeron un 8% y un 1% respectivamente.

Las grandes cifras del grupo han tenido una acogida tibia en el mercado, donde Liberbank sube cerca de un 5% en lo que va de año. Pero sí han provocado la reacción de uno de sus consejeros, Luis Masaveu, que ha adquirido esta semana 120,000 títulos de Liberbank a un precio de 1 euro por acción.

Ahora, el movimiento de BlackRock -que también cuenta con una importante posición corta de 0.60% en Banco Popular- podría disparar las posiciones cortas sobre Liberbank hasta los niveles más altos desde diciembre de 2015 y supone un cambio de rumbo.

En la última revisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las posiciones bajistas sobre el banco se redujeron desde el 1.23% hasta el 1.03%, el porcentaje más bajo del año.

[email protected]