El fabricante de vehículos eléctricos Tesla invertirá 1,500 millones de dólares en bitcoin y aceptará la moneda virtual como medio de pago de sus automóviles.

Tras el anuncio, el precio del bitcoin se disparó a un precio de 45,062 dólares por unidad, un máximo histórico, aunque luego bajó a 44,666.51 dólares a las 5:00 de la tarde hora central de México, un nuevo máximo histórico.

Días atrás, Elon Musk, experto en dar sobresaltos a los mercados, cambió temporalmente su descripción de Twitter a "#bitcoin".

El anuncio, parte de un documento enviado el lunes al regulador de la Bolsa de Valores estadounidense, la SEC, es un signo de confianza en la criptomoneda, que ha ganado alrededor de 50% este año pero que las autoridades de todo el mundo todavía consideran sobre todo como un activo financiero utilizado para transacciones ilegales como el lavado de dinero.

Tesla cambió su política de inversiones para diversificar sus fuentes de liquidez y ganar flexibilidad para poder remunerar en gran medida a sus accionistas.

"En enero de 2021, actualizamos nuestra política de inversión para brindarnos más flexibilidad para diversificar aún más y maximizar los retornos de nuestra liquidez", dijo Tesla.

Como resultado, "podemos invertir una parte de dicho efectivo en activos alternativos, incluidos activos digitales, lingotes de oro, fondos negociables de oro y otros activos".

Tesla anunció que comenzará a "aceptar bitcoines como medio de pago en la compra de sus productos en un futuro próximo".

La moneda virtual creada por anónimos y administrada por una red descentralizada es particularmente volátil. Esa característica y el anonimato que brinda a sus usuarios no son bien vistos por las autoridades, que piden una regulación más estricta.