El beneficio trimestral del gigante holandés de la electrónica Philips, reorientado hacia la salud y el bienestar, cayó 27% debido a motivos financieros, anunció el grupo en un informe publicado este lunes.

El beneficio neto del primer trimestre a perímetro comparable quedó en 94 millones de euros, frente a los 128 millones de un año antes, indica el texto.

El grupo explica esta caída por un alza de los costos de reestructuración y de adquisición, así como por el encarecimiento del costo de la deuda.

El volumen de negocios se redujo un 2% en un año, a 3,900 millones de euros. Pero avanzó 5% si se excluyen los activos de los que Philips se desvinculó, como la actividad de iluminación (Philips Lighting), que entró en bolsa.

Las ventas las lideraron sobre todo los sectores "Diagnóstico y tratamiento" y "salud", señala el grupo.

"Aunque quede trabajo por hacer, 2018 comenzó bien, con un alza de 10% a perímetro comparable de los pedidos y del 5% de las ventas", comentó el director general del grupo, Frans van Houten, citado en el informe.

erp