El grupo energético español Gas Natural Fenosa publicó un beneficio neto en alza del 7.4% en el primer trimestre de 2018, alimentado por las ventas de gas cuyos precios aumentaron el pasado invierno boreal.

El resultado neto alcanzó los 320 millones de euros, claramente por debajo de la media de 472 millones pronosticada por los analistas consultados por el proveedor de información financiera Factset.

El crecimiento se debe "principalmente al buen comportamiento de comercialización de gas y a unas mayores eficiencias", explicó la empresa en un comunicado.

La empresa sacó provecho del "incremento en los volúmenes de venta de GNL (gas natural líquido) internacional en un entorno de precios de gas más elevados en contexto invernal".

Las perspectivas "son más moderadas para el segundo y el tercer trimestre", precisó Gas Natural.

El beneficio quedó "lastrado por un impacto negativo de 43 millones de los tipos de cambio" pero el resultado neto incluye una plusvalía de 168 millones de euros impulsada por la venta de sociedades de distribución y comercialización de gas en Italia.

La cifra de negocios aumenta alrededor del 5% hasta los 6,406 millones de euros.

En sus negocios en la electricidad, la actividad sufrió una caída de los márgenes en España.

La pesada deuda neta financiera de la empresa se redujo de los 15,100 millones del primer trimestre de 2017 a 13,031 millones.

Además de España, Gas Natural está presente en más de 30 países, especialmente en México, Brasil, Chile, Argentina o Perú.

erp