Los precios del petróleo subían este miércoles por cuarta sesión consecutiva y operaban por encima de los 56 dólares el barril, no muy lejos de un máximo desde mediados de 2015, mientras el mercado estaba a la espera de que se concrete el acuerdo para reducir los suministros de la OPEP a partir del próximo año.

El crudo Brent subía 36 centavos a 56.45 dólares el barril a las 1000 GMT. El referencial llegó a los 57.89 dólares el 12 de diciembre, su nivel más alto desde julio de 2015.

El petróleo en Estados Unidos, en tanto, subía 27 centavos a 54.17 dólares por barril, no muy lejos del máximo anual de 54.51 dólares alcanzado el 12 de diciembre.

Los precios del crudo en Estados Unidos han ganado un 25% desde mediados de noviembre, ayudados por las expectativas de un recorte de suministros de la OPEP y las sólidas cifras económicas del país, que también han impulsado a las acciones.

Se espera que las operaciones continúen con escaso volumen esta semana antes de las festividades por el Año Nuevo.

El mercado está a la espera del inicio oficial del histórico acuerdo alcanzado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y por varios países que no pertenecen al cartel para reducir su producción. El acuerdo se concretaría a partir del 1 de enero.

Se espera que los productores de fuera y dentro de la OPEP reduzcan la producción en casi 1.8 millones de barriles por día (bpd). Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP, se comprometió a asumir la mayor parte de los recortes.

[email protected]