Los precios del petróleo subían en la apertura de sesión de este miércoles, ampliando las ganancias de la sesión anterior, ya que un mayor apetito por el riesgo brindó apoyo pese a datos que apuntaban a un alza en las existencias de Estados Unidos y a la perspectiva de una demanda más débil por el aumento de las infecciones por Covid-19.

A las 11:36 GMT, el Brent ganaba 97 centavos, o un 1.4%, a 70.32 dólares el barril, luego de tocar un mínimo de sesión de 68.63 dólares. El West Texas Intermediate subía 87 centavos, o un 1.3%, a 68.07 dólares por barril, después de caer a 66,44 dólares más temprano este miércoles.

El petróleo (...) parece haber encontrado apoyo a medida que aumenta el apetito por el riesgo una vez más", dijo Ricardo Evangelista, analista de ActivTrades.

"Ese apoyo viene luego de las pronunciadas caídas de las últimas sesiones, que fueron desencadenadas por la aprensión por el impacto de la variante Delta (...), así como el acuerdo entre los países de OPEP+ para aumentar la producción", agregó.

Los precios del barril cayeron el lunes luego de un acuerdo de OPEP+ para impulsar el suministro en 400,000 bpd cada mes desde agosto hasta diciembre.

La liquidación se vio exacerbada por el miedo a que un aumento en los casos de la variante Delta del coronavirus en los principales mercados como Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón afecte la demanda.

Un aumento potencial de los inventarios estadounidenses frenó los precios del barril a principios de la sesión.

Las cifras oficiales de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos se publicarán más tarde el miércoles.