El Banco central de Canadá aseguró que la inflación en el país se está desarrollando ampliamente como se esperaba y que la inflación total del Índice de Precios al Consumidor se mantiene cerca del rango previsto, mientras que los efectos deflacionarios de la debilidad económica y la baja en los precios de los energéticos están parcialmente compensados por el impacto inflacionario de la baja del dólar canadiense en los precios de las importaciones.

El banco espera que la inflación crecerá cerca de 2% para el 2017 , indicó el banco central, que prevé que la economía canadiense crecerá en 1.5% para el 2016 y 2.5% para el 2017.

El organismo consideró que China continúa su transición hacia un patrón de crecimiento más sostenible y la expansión en Estados Unidos va en camino, a pesar de la debilidad temporal en el cuarto trimestre del 2015.

La Reserva Federal de Estados Unidos ha comenzado a retirar gradualmente su excepcional estímulo monetario, mientras que los riesgos para el panorama mundial permanecen y se han reflejado en agudos movimientos de precios en un amplio rango de clases de activos; se espera que el crecimiento global tienda a la alza en los inicios del 2016 .

El Banco central de Canadá admitió que los precios del petróleo y otras mercancías han caído, lo cual representa un revés para la economía canadiense.