Los títulos de la productora de papel, Corporación Durango (Codusa), a un precio de cierre de 11.15 pesos por acción, acumulan un rendimiento de 80.1% en lo que va del 2010, extendiendo el avance de 85.9% que presentaron en el 2009.

Los acuerdos sobre su reestructura financiera y mejores resultados trimestrales son elementos que han reavivado el apetito de los inversionistas por los papeles de Codusa .

Lo anterior, luego de haber sido fuertemente castigados en el 2008, cuando sus acciones se precipitaron 78.7% anual.

A finales de ese año, la crisis financiera contrajo de manera importante la demanda de los productos por parte de las empresas manufactureras a las que Codusa proveía, los costos en insumos y servicios como la energía eléctrica y el gas, se incrementaron, repercutiendo sobre el flujo de efectivo de la firma.

Lo anterior se tradujo en la suspensión del pago de intereses a los tenedores de sus bonos, en octubre del 2008.

Codusa colocó, en octubre del 2007, deuda por US520 millones, con una tasa de interés de 10.5% y vencimiento al 2017.

La reestructura

En los meses previos a concluir el proceso de reestructura, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los títulos de Codusa tocaron su peor nivel al cotizar en 0.99 pesos por acción el 3 de marzo del 2009.

Hace casi un año el proceso de concurso mercantil de Codusa concluyó dictándose sentencia aprobatoria de convenio concursal, que otorgó a los acreedores de la firma nuevos títulos preferentes garantizados de deuda por US250 millones, nuevas acciones comunes representativas de 6% de su capital social total y un pago único de US10 millones en efectivo que tuvo lugar el 27 de agosto del 2009.

[email protected]