Pese a la volatilidad en tasas de interés y el tipo de cambio, los inversionistas recibieron de manera favorable la emisión del gobierno federal de certificados de infraestructura educativa por 8,521 millones de pesos.

El programa total contempla la colocación, a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), de hasta 50,000 millones de pesos en los próximos tres años.

En el campanazo de salida de estos instrumentos, Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, afirmó que esta operación tiene como finalidad mejorar la infraestructura de 16,419 escuelas en una primera etapa, que va del 2015 al 2016, pero la intención es apoyar a 33,000 centros educativos.

En conferencia de prensa, el funcionario precisó que el pago por cupón será de 8% y el instrumento será a tasa fija a 23 años; aclaró que los certificados no son deuda pública y los recursos provienen del Fondo de Aportaciones Públicas.

No es un endeudamiento público, ni de la federación, ni de las entidades federativas. Es una monetización de flujos a partir de un recurso que tiene una finalidad específica que es el Fondo de Aportaciones Múltiples , dijo Aportela.

El pago de 8% será semestral y el diferencial es de 135 puntos base respecto del bono M31 del gobierno. El capital para cubrir los intereses saldrá del Fondo de Aportaciones.

La estructura financiera de los certificados no consideran recursos públicos adicionales que generen presiones a las finanzas del país , agregó el subsecretario de Hacienda.

La operación recibió 42 posturas por una demanda de 14,822 millones de pesos. Los compradores fueron 23 instituciones, entre las que se incluyen aseguradora, bancos de desarrollo, fondos de inversión y afores, que son de los principales inversionistas institucionales.

Aunque la fecha de las próximas subastas dependerá de las condiciones del mercado, entre este año y el próximo se colocará unos 20,000 millones de pesos más, otros 15,000 millones en el 2017 y 5,000 millones adicionales en el 2018.

Buen recibimiento

José Oriol Bosch, director de la BMV, afirmó que los instrumentos tuvieron buena aceptación del mercado. Son activos nuevos, atractivos, con un buen plazo, calificación y rendimiento , detalló.

Reconoció que la reacción a favor se logró a pesar de que el día de la colocación jueves fue una jornada compleja para los mercados globales, ya que las tasas a nivel internacional mostraron alzas que se acompañaron de movimientos en el tipo de cambio.

Por su parte, Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, comentó que con los recursos de los certificados se podrán apoyar a 33,000 escuelas de todo el país y con ello beneficiar a 4 millones de niños. De los centros educativos, 11% no tienen baños, pero en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca la cifra aumenta a 30% .

Dijo que la emisión de los certificados tiene como finalidad mejorar los espacios dentro de las escuelas.

Aclaró que este esquema será transparente porque se publicará la información sobre el monto de los recursos que se asignarán a cada escuela y la lista de los centros beneficiados. También se dará cuenta de los plazos.

[email protected]