Un mes después de su Oferta Pública Inicial (OPI), la petrolera Saudi Aramco recibió la primera recomendación de sobreponderar por parte de una de las grandes firmas internacionales de inversión, JPMorgan.

La cotización de Aramco en la Bolsa de Riad ha frenado la fulgurante escalada con la que arrancó su trayectoria bursátil, condicionada por la abrumadora mayoría de inversionistas locales.

El precio fijado finalmente para la mayor OPI de la historia fue de 32 riales saudíes por acción. En su estreno en Bolsa se disparó el máximo diario permitido de 10 por ciento.

La euforia continuó en las primeras jornadas, hasta alcanzar máximos de 38.7 riales por acción, un nivel equivalente a más de 2 billones de dólares de capitalización, la empresa pública con mayor valor de mercado en el mundo.

Desde entonces, se han generalizado las tomas de utilidades entre los inversionistas locales, alentadas también por los episodios de tensión geopolítica en Medio Oriente, con la crisis entre Estados Unidos e Irán como principal detonante.

Desde el 2 de enero, la cotización de Aramco suma ocho de sus últimos nueve cierres en el nivel de 34 riales. Ayer cerró en el mismo nivel, superior a los 32 riales fijados en la OPI, pero inferior a los 35.2 riales con los que finalizó su primera sesión en Bolsa.

JPMorgan, la más optimista

A la espera de la colocación de una parte más significativa de su capital en una de las principales bolsas mundiales, las firmas de inversión iniciaron la cobertura de Aramco entre elevadas dosis de cautela. Entre los más pesimistas sobre su evolución en Bolsa figuran los analistas de Jefferies y Bernstein, pues aconsejan infraponderar la inversión en Aramco.

Los analistas de HSBC, Bank of America y Goldman Sachs optaron por adoptar una posición más neutral hacia la petrolera estatal saudí. La primera recomendación de sobreponderar entre las grandes firmas internacionales de inversión llegó ayer de la mano de JPMorgan. La entidad estadounidense, una de las coordinadoras de la OPI de Aramco, traslada su optimismo sobre la evolución en Bolsa de Aramco, y sitúa su precio objetivo en 37 riales, cerca de 7% por encima de su cotización actual.