Los resultados trimestrales que presentó ayer América Móvil (Amx) estuvieron en línea con respecto a los estimados de analistas.

Ve por Más (Bx+) indicó que el crecimiento en ventas de la compañía de telecomunicaciones se debió principalmente al aumento de 4.2% en el número de suscriptores, en donde destacó el desempeño de Brasil, sumando 8.1% de nuevos usuarios contra el mismo periodo del 2012.

En lo referente a ventas, Bx+ observó un mejor desempeño en regiones distintas a México, sin embargo, este país se mantiene como la principal fuente de ingresos para Amx, y es aquí donde enfrenta mayores retos, debido a las modificaciones regulatorias que atraviesa el sector y que tienen un impacto negativo para la emisora .

En la conferencia telefónica con analistas, Amx indicó que colaborará con la autoridad en la determinación de participantes dominantes.

La firma destacó que podría haber un proceso de consolidación, en Brasil, mediante fusiones o adquisiciones, durante este año.

La empresa propiedad de Carlos Slim se mostró escéptica respecto de una recuperación en la economía mexicana este año, por lo cual considera complicado mejorar sus perspectivas para el país hasta no contar con más datos, lo cual afecta el desempeño de la compañía.

A decir de Bx+, el próximo 9 de marzo será clave para el sector de telecomunicaciones en México, pues esa es la fecha límite para que el Ifetel determine participantes dominantes) y será cuando el Congreso dictamine la legislación secundaria respecto de la reforma de telecomunicaciones.

Según Bx+, las implicaciones para Amx serán negativas, debido a la posición de mayor participante de mercado.

Para Casa de Bolsa Invex, el de Amx ha sido el mejor reporte trimestral en lo que va del año. Sus ingresos tuvieron su crecimiento más sólido en el 2013, superando sus expectativas.

Sin embargo, aclara que estos resultados no fueron lo suficientemente fuertes como para compensar el débil desempeño que se experimentó en los primeros meses del año. Así, los ingresos totales del 2013 crecieron 1.4%, mientras que el EBITDA se contrajo 2% contra el 2012.

Más allá de los resultados del reporte, los analistas aseguran que la atención estará en la implementación de la reforma de telecomunicaciones.

diego.ayala@eleconomista.mx