Amancio Ortega, fundador del grupo de moda Inditex y el segundo hombre más rico del mundo, según Forbes, acaba de adquirir un nuevo edificio en Londres que refuerza su apuesta inmobiliaria en la capital británica, donde ya acumula nueve edificios.

El empresario español ha comprado, a través de Pontegadea, su brazo inversor, un inmueble de oficinas en el barrio de St James por 225 millones de libras (320 millones de euros), según han confirmado fuentes del mercado en Londres.

Se trata de un edificio protegido y totalmente reformado que se ubica en el número 28 de King Street, la calle que conecta la exclusiva plaza de St James con St James Street. Esta zona de oficinas es una de las más selectas de la ciudad y alberga las sedes de grandes corporaciones y fondos de capital riesgo. El edificio comprado por Ortega se llama Almack House y tiene alrededor de 9,700 metros cuadrados. Frente a este inmueble se encuentra la sede de la casa de subastas Christies.

El barrio resulta familiar para Ortega, que compró hace un año la sede de la compañía minera Rio Tinto. El edificio, ubicado en la plaza de St James, costó 255 millones de libras (355 millones de euros) y tiene 11,000 metros cuadrados.

Apuesta patrimonial

Londres se ha convertido en uno de los lugares favoritos del mundo para Ortega a la hora de invertir su patrimonio. El empresario ha destinado unos 1,600 millones de libras (2,270 millones de euros) a adquirir propiedades en la capital británica, tanto espacios comerciales como oficinas.

La apuesta se ha acelerado en los últimos años, cuando ha comprado la mayor parte de los edificios que tiene en cartera. Dos de los inmuebles están en la City, cuatro en Oxford Street, uno en Piccadilly y dos en St James.

Algunos de los edificios de Oxford Street, la principal calle comercial de Londres, tienen tiendas de Inditex alquiladas. Otro de ellos tiene una gran tienda Primark.

Su inversión estrella sigue siendo Devonshire House, en Picadilly, el edificio que el empresario compró en 2014 en el centro de la ciudad por 410 millones de libras (582 millones de euros). El complejo, de 16,000 metros cuadrados, fue la residencia de los duques de Devonshire durante dos siglos, y hoy es un colosal edificio de oficinas y comercios que mira a Green Park y al hotel Ritz.

Todas las operaciones inmobiliarias se realizan a través de Pontegadea, el brazo inversionista del empresario. En Londres, la compañía tiene una oficina gestionada por Manuel Criado. Aunque algunas de las inversiones más espectaculares del empresario se han realizado en Londres, el grupo también ha invertido en lugares como Madrid, Barcelona, Nueva York o Miami. En esta última capital, Ortega compró un centro comercial por 370 millones de dólares el pasado mes de septiembre.

La actividad inversionista de Ortega se explica por la buena marcha de Inditex, convertida en una de las grandes empresas del mundo. Los títulos de la compañía se han revalorizado un 50% en el último año y alcanzaron su máximo histórico.

Esta buena racha permitió a Ortega convertirse en el hombre más rico del mundo, según Forbes, que el pasado mes de octubre le coronó, aunque solo por unas horas, por delante de Bill Gates, fundador de Microsoft. Según la publicación, la fortuna de Ortega superaba los 80,000 millones de dólares (72,000 millones de euros). El empresario controla un 59% de Inditex.

Su hija mayor, Sandra Ortega -nacida de su primer matrimonio con la fallecida Rosalía Mera, cofundadora de Inditex- es la segunda persona más rica de España, con una fortuna valorada en 7,300 millones de dólares.

[email protected]