El conglomerado industrial, Alfa perdió 3,399 millones de pesos de ingresos en el primer trimestre del 2020 respecto a igual periodo del año previo, afectado principalmente por el Covid-19; sin embargo, la utilidad neta de su empresa resultó mejor en dicho lapso con una diferencia de 1,674 millones.

Alfa incrementó su utilidad neta en el primer trimestre, subió 95.52%, desde 1,752.33 hasta 3,426.12 millones de pesos. En el reporte, la firma, que es parte del índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC, registró ingresos por 82,690 millones de pesos, es decir, 3.95% menor respecto a igual periodo del 2019, donde tenía 86,089 millones.

Alfa es una compañía controladora mexicana integrada por cinco grupos de negocios: Sigma (alimentos refrigerados), Alpek (petroquímicos), Nemak (autopartes de aluminio de alta tecnología), Axtel (tecnologías de la información y telecomunicaciones) y Newpek (gas natural e hidrocarburos).

Durante el jueves, el conglomerado cerró en 9.36 pesos por acción en la Bolsa, una caída de 3.51%;  en lo que va del 2020 la emisora se ha desplomado 40.31%, su valor de mercado actual es de 46,610 millones de pesos. En el reporte, el director general, Álvaro Fernández, comentó que “Alfa se está adaptando a las condiciones cambiantes de la industria, proporcionando bienes y servicios esenciales en estos momentos difíciles, apoyada por equipos talentosos y dedicados equipos en todos los niveles, así como una sólida posición financiera”.

“Alfa y sus subsidiarias están implementando iniciativas de reducción de costos y otras acciones para capturar beneficios en flujo de efectivo, como el diferimiento de ciertas inversiones, así como la optimización del capital de trabajo. El presidente de Alfa y yo hemos decidido voluntariamente reducir nuestros sueldos en 30% durante el segundo trimestre de 2020 para complementar otras iniciativas de ahorros de costos”, informó el directivo.

termometro.economico@eleconomista.mx