La regulación, que en materia ambiental comienzan a aplicar los gobiernos para cumplir con el compromiso firmado en el Acuerdo de París, impactará significativamente a 11 sectores e industrias a nivel mundial, que en total tiene una deuda calificada de 2.2 billones de dólares, alertó Moody’s Investors Service en un estudio.

“A medida que los gobiernos buscan cumplir con sus compromisos del Acuerdo de París, el endurecimiento de los regímenes regulatorios para controlar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) está teniendo un impacto tangible y, en algunos casos, perjudicial en los sectores industriales más expuestos a nivel mundial”, expone el estudio “Riesgos ambientales y mapa global de calor: 11 sectores con una deuda de 2.2 billones de dólares tienen una exposición al riesgo ambiental elevada”.

El Acuerdo de París, firmado por más de 195 partes, fue adoptado dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en diciembre del 2015, y entró en vigor en noviembre del 2016. El objetivo principal es tomar acciones para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados.

El mapa de calor global explica cómo el riesgo ambiental va a tener un impacto directo en la calificación crediticia de 11 sectores e industrias en los siguientes tres a cinco años, por estar directamente relacionados o ser vulnerables a la contaminación del aire, suelo y agua, así como por restricciones de uso de la tierra, regulaciones de carbono, escasez de agua, desastres naturales y daños causados por el hombre.

Riesgos inmediatos

Las empresas que enfrentarán el riesgo más inmediato, según Moody’s, son principalmente las de la industria del carbón y energía eléctrica.  Entre ambas, representan una deuda de 517,000 millones de dólares.

“De hecho, las consideraciones ambientales han restringido la calidad crediticia y han contribuido a la presión a la baja en las calificaciones de las compañías de carbón, principalmente a través de la reducción de la demanda del producto y por las crecientes preocupaciones ambientales relacionadas con el uso del carbón y pérdida de competitividad ante los costos comparados con las energías renovables”, refiere.

El informe indica que los otros nueve sectores, que tendrán impactos negativos sobre su calificación crediticia, incluyen refinación de petróleo y gas, industria acerera, minería, producción de químicos, materiales de construcción, así como empresas de servicio público, fabricantes de automóviles, transporte y logística. “Los sectores incluidos corren el riesgo de que su elevada exposición ambiental se convierta en una presión para su calidad crediticia dentro de tres a cinco años”, alerta la calificadora global en el informe.

“El riesgo de transición de carbono, añade, es una consideración crediticia importante para 10 de estos sectores con riesgo elevado expuestos a la regulación del carbono”.

En peligro

Moody’s, además, detalla que 16 industrias podrían ver su deuda calificada total de 3,700 millones de dólares en peligro por los riesgos ambientales, aunque no de forma inmediata. Esta categoría incluye a compañías fabricantes de automóviles, químicas, aerolíneas, transporte, logística y envíos.

Mientras que 13 sectores con una deuda total de 3.5 billones de dólares tienen una exposición “muy alta” o “alta” a la contaminación del aire, que incluye contaminantes que ponen en riesgo la salud y daña a los ecosistemas, que afectaría la calidad de su crédito. Nuevamente aparecen las del sector de gas, petróleo, química, energía, materiales de construcción, carbón, acereras, entre otras.

Según el Banco Mundial, el costo de la contaminación del aire por partículas en el ambiente en la economía global, fue de 5.7 billones de dólares o 4.4% del Producto Interno Bruto global en el 2016.

Los desastres naturales, los daños causados por el hombre y la escasez de agua impactan directamente sobre 14 sectores, incluidos los gobiernos centrales y locales en economías en desarrollo, minería, petróleo, química, eléctrica, por citar algunos.

Otros riesgos ambientales están relacionados con la contaminación del suelo y agua, producidos principalmente por la actividad industrial, además de las restricciones de uso de la tierra, incluida la minería, productos básicos y productos químicos especializados, y el envío, puesto que los accidentes o derrames pueden llevar a riesgos de litigios y costos para remediar el daño. Los altamente vulnerables son seis sectores.

“Los riesgos del clima pueden aumentar el gasto de capital de un emisor y afectar sus operaciones y la cadena de suministro o volatilidad del mercado”, advierte Moody’s.

El mapa de calor global 2018 es una actualización del estudio que se hizo por primera vez en el 2015 y muestra que el monto de deuda calificada es 10% más que en la primera edición.

Sectores con Alto, Medio y Bajo riesgo ambiental

Empresas de carbón

Deuda total: 13,000 millones de dólares

Tienen un elevado riesgo con efectos inmediatos por la disminución de la demanda mundial, a medida que se extiende el uso de energías renovables y los gobiernos y empresas se ajustan a las normas de contaminación del aire.

Compañías eléctricas

Deuda total: 504,000 millones de dólares

Presenta un elevado riesgo con efectos inmediatos, por presión de las políticas para reducir las emisiones contaminantes de las empresas de servicios públicos y eléctricas no reguladas.

Fabricantes de automóviles

Deuda total: 466,000 millones de dólares

El riesgo es alto ante el cumplimiento de los requisitos de reducción de emisiones de CO2 a medio y largo plazos. Aunque las normas específicas son regionales, los principales mercados automotrices están ajustando los estándares, haciendo de éste un problema global para la industria.

Materiales de construcción

Deuda total: 91,000 millones de dólares

El alto riesgo viene de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y los costos para cumplir con las regulaciones para ser menos contaminantes impactaría en la rentabilidad. Cementeras son responsables de 6% de las emisiones de GEI.

Aerolíneas

Deuda total: 67,000 millones de dólares

El riesgo crediticio es moderado. Las futuras regulaciones de emisiones de carbono y aire subirán costos de compensación, sobre todo en rutas internacionales. Las compras iniciarán en el 2024 bajo el Plan de reducción y eliminación de carbono para Aviación internacional.

Manufactura

Deuda total: 1,157 millones de dólares

Riesgo ambiental moderado, aunque algunos subsectores y emisores pueden tener mayores exposiciones a la contaminación del aire, el suelo y el agua, y los costos resultantes de la limpieza. Bien entendida la regulación y el cumplimiento en la mayoría de los países desarrollados reducen el riesgo de costos de limpieza inesperados.

Industria del juego

Deuda total: 84,000 millones de dólares

De bajo impacto ambiental y, por lo tanto, crediticio, tiene cierta exposición a los impuestos al carbono, porque los consumidores a menudo vuelan a ciudades como Las Vegas y Macao desde grandes distancias. Es probable que estos factores no impacten los perfiles de crédito sobre los próximos siete o más años.

[email protected]