Los activos que gestionan los inversionistas institucionales de América Latina pueden crecer desde cerca de 2 billones de dólares en el 2011 a 3 billones para el 2014, según previsiones de analistas de Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML).

La correduría considera el pronóstico conservador, tras un alza de los activos bajo gestión de los inversores institucionales de 25.3% anual, en términos de dólares, entre el 2003 y el 2009.

Los fondos mutuos son los inversores regionales con más poder de fuego -unos 930,000 millones de dólares a diciembre del 2009-, seguidos por los fondos de pensiones con 602,400 millones de dólares y las aseguradoras con cerca de unos 70,000 millones de dólares.

Por países, Brasil es el actor más grande, con 66.5% de la inversión institucional latinoamericana, dijo la correduría. Le siguen México con 12.5%, Chile (11.7%), Colombia (4.7%), Argentina (3.2%) y Perú (1.8%).

"Las mejoras de los mercados domésticos en momentos en que la estabilidad macroeconómica se fortalece en la región deberían presagiar más ahorros, más tomas de riesgo, una repatriación más alta de riqueza invertida en el extranjero, y más OPI de acciones y emisiones de deuda corporativa", escribieron la mañana del martes los analistas de BofA-ML.