El mercado bursátil mexicano no reconoció el valor de Santander México, por eso la acción está muy barata, por lo que la matriz en España decidió deslistar al banco de la Bolsa Mexicana de Valores.

Santander España, llevó el 25% del capital de su filial mexicana al la BMV el 29 de septiembre del 2012. En más de nueve años, el precio de las acciones de la empresa registraron más retrocesos que avances. No fue redituable para los inversionistas apostar por el proyecto de Santander México. Desde 2012 han bajado 30.14 por ciento.

“Las acciones están muy baratas y Santander vio un buen horizonte hacia el futuro, la gente no lo cree y eso se reflejó en el precio de las acciones. Santander España lo cree y por eso estamos invirtiendo en los títulos”, destacó Héctor Grisi, director general del banco.

En una reunión de fin de año, el directivo destacó que Santander está en el país en el largo plazo, no quiere decir que se sale, seguirá invirtiendo. “Simplemente es una visión de lo que ve el mercado en el precio del banco y lo que nosotros pensamos debería ser”, agregó.

Termina su oferta

Ayer concluyó la Oferta Pública de Adquisición de acciones que lanzó el 3 de noviembre Santander España para adquirir los títulos de su filial mexicana.

De acuerdo con la institución financiera, su participación accionaria pasó del 91.6 al 96.2%, aunque su objetivo era hacerse del 100% del capital social en circulación de su filial mexicana.

La oferta resultó en la compra de poco más de 300 millones de acciones que fueron pagadas a 26.5 pesos por título, incluyendo American Depositary Shares (ADS), por los que ofreció 6.2486 dólares.

Así que por el capital social que obtuvo de Santander México, la institución pagará el 10 de diciembre un total de 5,174 millones de pesos por las acciones de México y 138.5 millones de dólares por los ADS, que sería un desembolso total de 8,074 millones de pesos (385.5 millones de dólares).

En el anuncio al mercado no se especificó qué pasará con el restante 3.8% de acciones de Santander México que todavía están en circulación. Sin embargo, Héctor Grisi dijo que no se deslistará de la BMV.

Esta es la segunda operación que realiza Banco Santander para comprar todas las acciones de su filial ante las expectativas positivas de desempeño.

Fue el 3 de noviembre pasado cuando la institución financiera de origen español lanzó una nueva oferta de compra por el 8.27% de su filial mexicana, para tener su control total. Para ello mejoró las condiciones, al ofrecer 10.41% más sobre el precio de 24 pesos por acción anunciado previamente.

termometro.economico@eleconomista.mx