Los reportes trimestrales de las desarrolladoras de vivienda iniciaron con ARA, sentando un mal precedente para el resto, luego de que los resultados fueron peores a lo esperado. El retraso en el otorgamiento de permisos y subsidios durante los últimos tres meses del año pasado, golpeó a la firma con ingresos 15% inferiores a los del mismo periodo del 2010 y una caída en las ganancias de 23 por ciento.

Los ingresos de ARA sumaron 1,678.5 millones de pesos durante el último trimestre del 2011. La caída tuvo origen en un descenso en el número de viviendas vendidas, de 29% a 3,517 unidades, con un incremento de 18.5% en los precios promedio de la misma, según informó en el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Por tipo de vivienda, los ingresos de la vivienda media fueron los únicos que se expandieron, al registrar una tasa de 30.4%; mientras que los correspondientes a la de interés social cayeron 1.6% y los de la progresiva (que se concluye gradualmente) lo hicieron en 51.4 por ciento.

El reporte vino más flojo de lo esperado. Les pegó el retraso en los permisos y subsidios , dijo Carlos Hermosillo, analista de vivienda de Banorte-Ixe.

Además de los ingresos, la utilidad descendió en 23.2% a 110.2 millones de pesos. La caída fue mucho mayor a la estimada por Banorte-Ixe de 13.2 por ciento.

El reporte no trajo nada nuevo, y es que ARA había tenido problemas similares desde el tercer trimestre , agregó Hermosillo, haciendo alusión a los retrasos en permisos y subsidios; esto último, algo que advirtió URBI en sus resultados preliminares.

ARA ha visto algunos retrasos en obras de interés social, principalmente, ligadas al Infonavit, lo que se observó en la caída de la escrituración.

Durante el último trimestre del 2011, del total de viviendas escrituradas, 38.2% fue bajo el financiamiento del Infonavit, cerca de 10 puntos porcentuales menos que el mismo trimestre del 2010. Pero la vivienda escriturada bajo el financiamiento del Fovissste y otros organismos como los bancos y la Sociedad Hipotecaría Federal subió a 35.6 y 7.7%, respectivamente.

El talón de Aquiles para las vivienderas ha sido la generación de flujo de efectivo en medio de la propia evolución del mercado inmobiliario en el país.

Para ARA, Hermosillo comentó que no trajo mayores sorpresas, se anticipaba que sería difícil generar efectivo. La empresa generó en el cuarto trimestre un flujo negativo por 10.7 millones de pesos, debido principalmente a inversiones en inventarios , menciona el reporte.

EL 2011, DÉBIL

Durante todo el año anterior, los ingresos de ARA cayeron 6,837 millones de pesos respecto del 2010, ante una caída de 17% en el volumen de vivienda vendida y un alza de 12.4% en su precio. Por su parte, del total de escrituraciones, 48.5% se hizo bajo el financiamiento del Infonavit.

En términos de utilidad neta, ésta sumó 634.8 millones de pesos, un decremento de 12.1% respecto del 2010. Mientras que el flujo de efectivo para todo el año fue negativo, en 537.7 millones de pesos, producto del inicio de los proyectos de Crystal Lagoons, inversiones en inventarios y pagos de terrenos adquiridos en el 2010.