Las ventas de la colección de ropa de Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense Donald, aumentaron casi un 61% en el 2016, anunció este lunes la compañía que fabrica sus artículos.

NOTICIA: ¿Cómo desafió Ivanka Trump a su padre?

Las cifras anunciadas por el grupo G-III Apparel abarcan desde febrero de 2016 hasta enero de 2017, indicó la empresa en su informe anual.

Esos resultados no incluyen, por tanto, los datos de febrero, cuando los grandes almacenes Nordstrom y Neiman Marcus dejaron de vender la ropa y los accesorios de Ivanka Trump bajo la presión de la campaña "Grab Your Wallet" ("Agarra Tu Cartera"), que promueve un boicot sobre una lista de empresas que comercializan sus productos o apoyan a su padre.

La decisión de esos grandes almacenes provocó una controversia durante la cual una consejera de Donald Trump, Kellyanne Conway, animó en una entrevista televisiva a comprar los artículos de Ivanka Trump.

NOTICIA: Le llueven críticas a Ivanka por su foto en la Oficina Oval

Para los críticos de Trump, esos comentarios volvieron a poner de relieve los conflictos de intereses en una Casa Blanca dirigida por un empresario multimillonario asesorado por miembros de su familia.

Los productos de Ivanka Trump generaron unos ingresos de 47.3 millones de dólares (unos 44.6 millones de euros) entre febrero de 2016 y enero de 2017, frente a los 29.4 millones de dólares que facturó el año anterior.

El grupo G-III Apparel, que también confecciona prendas para Calvin Klein, Tommy Hilfiger, Levi's y Karl Lagerfeld, aseguró que la marca de Ivanka Trump está entre las tres que más contribuyeron al aumento de su beneficio operativo, que alcanzó 840.9 millones de dólares, frente a los 836.8 millones del año precedente.

La marca de Ivanka Trump apenas representa, sin embargo, el 1.97% de los ingresos totales de G-III Apparel.

NOTICIA: Kellyanne Conway invita a comprar productos de Ivanka Trump

Pero esos resultados parecen contradecir la razón esgrimida por Nordstrom para dejar de comercializar los productos de Trump. Los grandes almacenes justificaron esa decisión por una supuesta caída de ventas.

erp