Pekín. El abogado y activista ciego, Chen Guangcheng, cuestionó ayer un acuerdo negociado por EU para garantizar su seguridad en China y manifestó que después de dejar la protección de esta Embajada en China un disidente no tiene otra opción más que ir a EU.

Chen viajó ayer por la tarde de la sede diplomática a un hospital en Beijing junto al embajador de EU, Gary Locke, pero pronto se vio rodeado por policías chinos vestidos de civil sin diplomáticos de EU a la vista.

Mientras que los funcionarios estadounidenses insistieron en que el gobierno chino les había prometido salvaguardar la seguridad de Chen y su familia; activistas y abogados de Chen afirmaron que al parecer él aceptó el acuerdo bajo coacción o después de llegar al hospital tuvo dudas.

Una declaración combativa del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, la cual incluía la exigencia de una disculpa por parte de EU por el episodio, aumentó los temores entre los partidarios de Chen de que el pacto podría desmoronarse.

El portavoz de la Cancillería, Liu Weimin, amonestó: El método de EU fue una injerencia en los asuntos internos chinos y esto es totalmente inaceptable para China. Nuestra nación exige que EU se disculpe, investigue exhaustivamente este incidente, que castigue a los responsables y dé garantías de que este tipo de incidentes no volverá a suceder , de acuerdo con noticias locales.