Lima.- Al menos 145 personas resultaron heridas, todas de carácter leve, tras el fuerte sismo de 6.2 grados en la escala de Richter que sacudió la madrugada de este lunes la región de Ica (sur), informó el Instituto de Defensa Civil de Perú (Indeci).

En el último balance de Defensa Civil indica:

  • 145 personas heridas
  • 125 viviendas quedaron inhabitables
  • 581 damnificados en el departamento de Ica

Según el Ministerio de Salud, los heridos presentan "traumatismos leves" y son atendidos en varios hospitales de la zona.

El reporte explicó que los datos corresponden a zonas urbanas y parte de las zonas rurales a donde están llegando los socorristas.

Efectivos policiales "continúan con el patrullaje de todas las provincias de la región Ica y personal de Defensa Civil realiza una evaluación y monitoreo" sobre los daños, explicó la nota del Indeci.

Las personas que resultaron afectadas sufrieron fracturas, contusiones y cortes a consecuencia de derrumbes de muros, tropiezos y caídas en escaleras cuando abandonaban sus viviendas, informó el médico Raúl Huamán, del hospital regional de Ica, quien señaló que los heridos están fuera de peligro.

Inicialmente, luego del sismo que se produjo minutos después de la medianoche del domingo al lunes, los hospitales atendieron a diez personas, pero con el paso de las horas el número de heridos fue aumentando, explicó el presidente de la región Ica, Alonso Navarro.

El sismo se produjo a las 00H11 locales (05H11 GMT) con epicentro en el Océano Pacífico, a 47 km al suroeste de Ica y a una profundidad de 48 km, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El Centro de Geofísica de Estados Unidos (USGS) detectó el sismo con una intensidad de 6.3 en la escala magnitud de momento.

El temblor provocó cortes de luz y del servicio telefónico en Ica, capital del departamento del mismo nombre, y en la provincia vecina de Pisco, pero el servicio fue reponiéndose paulatinamente, señaló Defensa Civil.

Defensa Civil también informó que al menos 150 viviendas afectadas por lo que las familias necesitaban de ayuda.

Asimismo, algunos edificios sufrieron grietas en sus estructuras en barrios marginales donde predominan las construcciones de adobe, de acuerdo con versiones no confirmadas de radioemisoras.

Entre los edificios afectados se encontraría la Catedral de Ica, que ya había sufrido desperfectos en el terremoto de 2007.

El remezón hizo que la población saliera rápidamente de sus viviendas en Ica, Pisco y las ciudades de Palpa, Nasca y Cañete. Asustados, varias decenas de vecinos en Ica decidieron pasar la noche en parques y jardines ante la posibilidad de réplicas.

El sismo se sintió también con menor intensidad en la capital peruana y en una amplia zona de la región central del país, sin daños personales ni materiales reportados.

La región de Ica fue duramente golpeada el 15 de agosto de 2007 por un terremoto de 7.9 grados en la escala de Richter que dejó más de 500 muertos.

El director de Sismología del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera recordó que Ica tiene mayor frecuencia de temblores, porque se encuentra en la costa, la región más sísmica del país.

Asimismo, recalcó que Perú se ubica en el Cinturón de Fuego del Pacífico, que concentra el 85% de la actividad sísmica en el mundo.

apr