La carne artificial de pollo podrá ofrecerse próximamente en los restaurantes de Singapur después de que las autoridades locales dieran su luz verde a la propuesta, "una primicia mundial", según la empresa estadounidense que creó el proyecto.

Eat Just, que trabaja en esta idea de carne de laboratorio cultivada a partir de células animales, anunció que sus trozos de pollo habían sido autorizados a la venta por la agencia de seguridad alimentaria de la ciudad estado del sudeste asiático.

Esto es "un avance para la industria alimentaria mundial", destacó en un comunicado recibido el miércoles, cuando muchas empresas están buscando formas de producir carne con menor impacto ambiental.

"Eat Just ha presentado una solicitud de verificación", confirmó la agencia de seguridad alimentaria de Singapur el miércoles.

Su producto "ha sido declarado apto para el consumo en las cantidades previstas y ha sido autorizado a la venta en Singapur como ingrediente de los 'nuggets' Eat Just", añadió la agencia.

El consumo de carne en el mundo debería aumentar 70% en 2050, y según los científicos, esta tendencia es una de las causas del cambio climático.

La carne artificial podría ser una respuesta a esta demanda, asegura Eat Just.

Decenas de empresas están trabajando en proyectos de carne artificial en todo el mundo, pero la producción ha sido hasta ahora experimental.

Eat Just ha declarado haber producido más de 20 lotes de carne de pollo artificial en biorreactores de 1,200 litros antes de someter su producción a pruebas de calidad y seguridad.