Madrid. Pedro Sánchez presidió el primer Consejo de Ministros de su gobierno de coalición con la izquierda radical de Podemos, y prometió diálogo ante la enconada crisis catalana y un incremento en las pensiones.

La coalición gobernará en minoría en el Parlamento, pero Sánchez insistió en que buscará “en todo momento el acuerdo”, y se mostró confiado en que hay mayorías alcanzables.

La situación en Cataluña está enconada por las elevadas penas de prisión recibidas en octubre por nueve líderes separatistas, por su papel en el referendo ilegal del 1 de octubre del 2017 y el fracasado intento de secesión de ese año.

La pena más elevada, 13 años de prisión por sedición y malversación, fue para el exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, líder de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), uno de los partidos que posibilitó la investidura de Sánchez como presidente.

A cambio de este apoyo, Sánchez instalará una mesa de diálogo bilateral con el gobierno catalán, y ha prometido desjudicializar la crisis, es decir, diálogo en lugar de denuncias judiciales sistemáticas contra las iniciativas del separatismo, una estrategia cultivada en el pasado por el conservador Partido Popular.

Públicamente el jefe del Ejecutivo refrendó su voluntad de reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “cuanto antes”, a pesar de que el Tribunal Supremo ha avalado la decisión de la Junta Electoral de retirarle el acta de diputado en el Parlamento. “Encantado de verle”, enfatizó.

Primer caso en 80 años

El gabinete de Sánchez es la primera coalición de gobierno en España en más de 80 años, y entre sus 22 carteras ministeriales hay cinco en manos de Podemos: una vicepresidencia de Derechos Sociales, para su líder Pablo Iglesias, Trabajo, Consumo, Igualdad y Universidades. Los puestos clave fueron para miembros del PSOE.

La primera medida del flamante gobierno, cuyos ministros tomaron posesión el lunes, fue un decreto de revalorización de las pensiones en 0.9% este año. Una medida que afecta a más de 11 millones de pensionistas, precisó el Ministerio de Seguridad Social.