El multimillonario administrador del fondo de cobertura, Paul E. Singer, es uno de los hombres de dinero más importantes para el Partido Republicano al haber recaudado millones de dólares para el candidato presidencial Mitt Romney y al haber donado incluso más dinero a un Super PAC que apoya su campaña.

Pero Singer es también desde hace mucho un defensor de los derechos matrimoniales para la comunidad lésbico-gay, lo que lo pone en un difícil conflicto con Romney y la base republicana.

El contraste pone de relieve una brecha cada vez mayor entre la mayoría del Partido Republicano -que esta semana reiteró su apoyo una enmienda constitucional que prohíbe el matrimonio homosexual- y un pequeño grupo de donantes conservadores que ven todo el asunto como una cuestión de libertades civiles individuales.

Singer ha donado este año 1 millón de dólares a Libertad para Casarse, un grupo nacional de apoyo bipartidista centrado en ganar votos estatales en favor del matrimonio homosexual en Maine, Minnesota y Washington. El grupo planea gastar al menos 3 millones de dólares más en sus esfuerzos.

Singer, fundador del fondo Elliott Management, de 20,000 millones de dólares, también donó 1 millón de dólares a American Unity PAC, un nuevo Super PAC enfocado a apoyar a candidatos republicanos al Congreso que favorezcan la igualdad en el matrimonio.

Los dos grupos han recibido importantes donaciones de al menos otros tres gerentes de fondos de cobertura republicanos: Cliff Asness, Seth Klarman y Dan Loeb.

Singer y Asness fueron los principales patrocinadores de una legislación en favor del matrimonio homosexual en Nueva York.