Caracas. los manifestantes no lograron su cometido de entregar un documento en rechazo a la Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro porque centenares policías los dispersaron con gases lacrimógenos cuando intentaban marchar hacia el centro de Caracas, feudo del chavismo.

Aunque los agentes intentaron disolver la movilización y repeler a los manifestantes, éstos continuaron por más de dos horas bloqueando el paso y respondiendo a las lacrimógenas y perdigones de goma de las fuerzas de seguridad con piedras y botes con pintura, entre otros materiales.

Más de 100 personas resultaron heridas.

Florida pide renuncia de Maduro

En tanto, a las afueras de un popular restaurante venezolano, al que acudieron decenas de inmigrantes de ese país, el gobiernador de Florida, Rick Scott, instó a Nicolás Maduro a renunciar de inmediato durante un mitín en tributo al líder opositor venezolano Leopoldo López en Doral, ciudad aledaña a Miami, donde a la distancia entregó a López el Premio a la Libertad.