La Habana.- El depuesto ex mandatario hondureño Manuel Zelaya se entrevistó en esta capital con el presidente Raúl Castro en el curso de una gira por Latinoamérica en la que ha denunciado el deterioro de la democracia en su país natal.

Una pequeña nota de portada del periódico oficial Granma acompañada de una foto mostró a Zelaya vestido de guayabera junto a su anfitrión, aunque no ofreció detalles sobre los temas de la entrevista que se produjo el viernes por la noche.

Según el informe, Zelaya llegó acompañado de si hija Xiomara y por la parte cubana participó el canciller Bruno Rodríguez.

Granma indicó que Zelaya pasó antes por Managua, donde se reunió con el presidente Daniel Ortega y propuso un ``plan de reconciliación'' para Honduras que incluye el reconocimiento del presidente hondureño Porfirio Lobo.

Esta es la primera visita de Zelaya a la isla desde que se produjo el golpe de Estado en su país en junio del 2009. Las autoridades cubanas no han conferido reconocimiento hasta ahora a la presidencia de Porfirio Lobo, quien resultó electo en comicios celebrados durante el gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti.

El presidente Rafael Correa, quien lidera la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aseguró el sábado que el bloque regional va a ``exigir que se lleve acabo en Honduras'' el plan de reconciliación propuesto por Zelaya y que permitiría su retorno a esa nación.

En su programa radial Diálogo con el presidente, Correa calificó de ``horroroso'' lo sucedido en el país centroamericano, donde ``hay una terrible represión, atentados a los derechos humanos y asesinato de periodistas selectivos'', lo que consideró como mecanismo para que ``las regiones estén debidamente asustadas''.

Insistió que no reconocerá al gobierno ``ilegítimo'' de Lobo.

El plan de Zelaya exige la renuncia de las personas implicadas en el golpe de estado que lo sacó del poder y que ostentan cargos públicos en su país, además, la concesión de la amnistía para todos los delitos que se le imputan y así poder retornar a Honduras.

No se especificó la duración de la permanencia de Zelaya en Cuba ni si el ex gobernante centroamericano verá al líder Fidel Castro, quien antes del golpe de Estado escribió una larga columna de opinión halagando a Zelaya y luego lo defendió con ahinco.

Zelaya radica en República Dominicana, como ``huésped'' del gobierno del presidente Leonel Fernández, desde que Lobo asumió el poder el 27 de enero y le brindó un salvoconducto para que abandonara la embajada de Brasil en Tegucigalpa, en la que permaneció alojado durante más de tres meses.

Zelaya inició su gira en Ecuador y luego estuvo en Venezuela y Argentina.

KLM