Irán liberó a cuatro estadounidenses presos en su país, después de negociaciones diplomáticas delicadas que ambos gobiernos realizaron calladamente a la sombra de las negociaciones nucleares internacionales.

Éste es un buen día , dijo el presidente Barack Obama en la Casa Blanca el domingo. Cuando los estadounidenses son liberados y son devueltos a sus familias, eso es algo que todos podemos celebrar .

Un avión de la fuerza aérea suiza que llevaba a tres de los cuatro estadounidenses liberados por Irán aterrizó en Ginebra y se esperaba que volara posteriormente a una base de la fuerza aérea de EU en Alemania. Los cuatro estadounidenses fueron parte de un intercambio de prisioneros con Irán.

Entre los liberados se encontraba el reportero del Washington Post, Jason Rezaian, el ex marine estadounidense Amir Hekmati, y el pastor Saeed Abedini y Nosratollah Khosravi-Roodsari.

El reportero Jason Rezaian partió del país acompañado de su esposa después de pasar 545 días preso .

Rezaian fue juzgado a puerta cerrada el año pasado, bajo cargos imprecisos de espionaje y otros presuntos delitos, por lo que fue condenado a una pena de prisión no especificada.