París.- Los negociadores de los 195 países que participan aquí en la cumbre sobre cambio climático, COP 21, entregaron hoy el primer borrador de un acuerdo de lucha global contra el fenómeno, informaron fuentes oficiales francesas.

De acuerdo con las fuentes, el documento le fue entregado al mediodía al ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, quien ejerce de presidente de la conferencia de las partes o COP 21, que se celebra aquí desde inicios de semana.

El texto será utilizado como base para los debates de los ministros de medio ambiente y desarrollo sostenible que comenzarán el próximo lunes, al inicio de la segunda y definitiva semana de la cumbre, que se celebra en Le Bourget, afueras de París.

Ahora disponemos de una nueva base de negociaciones aceptada por todos , explicó en una intervención ante delegados de la cumbre la negociadora de Francia en la COP 21, Laurence Tubiana.

NOTICIA: La humanidad ha destruido un tercio de las tierras cultivables en el mundo

Nos queda escribir lo que sigue , agregó Tubiana sobre el documento de acuerdo mundial en el que trabajan los negociadores de la cumbre, que concluirá el próximo viernes 11 de diciembre.

La víspera, el ministro francés de Asuntos Exteriores y presidente de la Cumbre sobre Cambio Climático (COP 21), Laurent Fabius, reconoció que aún no está cerca de tenerse el texto de acuerdo que se requiere para la lucha global contra este fenómeno.

Fabius pidió acelerar el proceso de negociaciones de la cumbre, que del 30 de noviembre al 11 de diciembre reúne a representantes de 195 países que buscan un acuerdo "global y vinculante" que refuerce la lucha contra el cambio climático.

Los principales puntos de la negociación son los planes nacionales para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global, que permitan que la temperatura no suba más de dos grados centígrados en la segunda mitad de siglo.

NOTICIA Obama y Putin se reúnen al margen de la COP21

La COP 21 trabaja para concretar planes de adaptación de los países (pasa por la construcción de infraestructura adecuada), los mecanismos de evaluación de los planes de acción de cada gobierno (hay propuestas de que sea cada cinco años).

A ello, se suma la negociación sobre el financiamiento de las acciones contra el cambio climático (en mitigación y adaptación), sobre todo de los países en desarrollo y que sea a través del Fondo Verde Climático, y esquemas de transparencia para su implementación.