Nueva York. Varios países que inocularon con entusiasmo a su población con las vacunas anticovid de China se enfrentan a devastadores oleadas de nuevos casos, lo cual ensombrece la reputación y las esperanzas en estas dosis.

Estos resultados pueden dar un giro a varios escenarios, uno de ellos: la diplomacia de vacunas de China quedaría afectada debido a que ha estado ofreciendo a los países decenas de millones de dosis de vacunas, priorizando el mundo en desarrollo, para ganar influencia y acuerdos comerciales.

"En Seychelles, Chile, Bahréin y Mongolia, del 50 al 68% de la población ha sido completamente inoculada, superando a Estados Unidos", informó el New York Times.

No obstante, los cuatro países se ubican entre las 10 naciones con los peores brotes de covid durante semana pasada. Los cuatro han utilizado principalmente dosis hechas por dos fabricantes de vacunas chinos, Sinopharm y Sinovac Biotech.

Incluso hay algunos países que ya analizan aplicar una tercera dosis o cambiar a los casos más graves la aplicación de Pfizer, como es el caso en Bahrein.

En comparación a lo anterior, Israel usó Pfizer y tiene 4.95 casos por millón de personas, frente a Seychelles con 716 por millón.

A pesar de la preocupación por la efectividad de Sinopharm, los expertos dicen que la vacuna todavía funciona según lo previsto en la mayoría de los casos y que podría desempeñar un papel importante en la escasez de dosis de vacuna en todo el mundo.

A China le encantó el contraste con Estados Unidos, que ha tardado en asignar los excedentes de vacunas en el extranjero, pero ante este panorama es probable que los países en desarrollo miren cada vez más a Occidente, y no a Beijing, en busca de vacunas.

Variante Delta

Portugal se encuentra bajo la amenaza de la variante Delta, que podría provocar una cuarta ola de contagios y restricciones.

Una docena de municipios, entre ellos Lisboa, no han aplicado la última fase de desconfinamiento que entró en vigor hace diez días y este fin de semana se prohibieron los viajes entre la región de Lisboa y el resto del país para evitar que la pandemia se extienda.

La variante Delta, antes conocida como cepa de la India, representa más del 60% de los nuevos casos detectados, informó el domingo el Instituto Nacional de Salud (Insa).

Con un aumento del 54% en el número de nuevos casos diarios durante la última semana en comparación con la semana anterior, Portugal es el país europeo en el que la epidemia avanza con mayor virulencia.

Los nuevos brotes diarios superaron los 1,100 casos, frente a los poco más de 300 de hace seis semanas.