¿Es posible ser un buen policía en la peligrosa Rio de Janeiro? Los policías del estado de Rio mataron por lo menos a 645 personas el año pasado, y a más de 8.000 en la década pasada.

Un largo informe de la ONG Human Rights Watch divulgado este jueves denuncia decenas de ejecuciones extrajudiciales a manos de quienes deben proteger a la población y la impunidad de estos crímenes a menos de un mes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Rio, el 5 de agosto.

NOTICIA: Policía brasileña allana celulosa controlada por la familia Batista

HRW identificó 64 casos en los últimos ocho años en los que la policía de Rio intentó encubrir matanzas ilegales y en los que murieron 116 personas, incluidos al menos 24 niños.

"Matar a criminales era requerido por mis superiores como formar de mostrar un buen desempeño", dijo a HRW uno de los más de 30 policías entrevistados para el informe, que no dan su nombre por temor a mortales represalias de sus colegas.

"Danilo" (nombre ficticio), como es identificado este policía que tras graduarse fue enviado a una de las barriadas pobres más peligrosas de Rio, contó que participó en operaciones para matar a narcotraficantes con la meta de disminuir la criminalidad.

Según este policía aún en actividad, algunos de sus colegas también secuestran narcos, obtienen botines y luego los matan. Otros matan a narcos para ser reconocidos como asesinos y por lo tanto poder extorsionarlos más fácilmente.

NOTICIA: Policía brasileña allana oficinas de JBS en investigación por corrupción

Con colegas así, es difícil ser un policía honesto, asegura el informe "El buen policial tiene miedo: los costos de la violencia policial en Rio".

"Las ejecuciones ilegales a manos de colegas policías tornan un trabajo de por sí peligroso en más peligroso aún" y alienta la ira de la población hacia las fuerzas del orden, dice HRW.

El fiscal general del estado de Rio de Janeiro, Marfan Martins Vieira, dijo a la ONG de defensa de los derechos humanos que un gran porcentaje de los tiroteos reportados por la policía fueron "simulados", pero admitió que su despacho ha denunciado solo "un muy pequeño" número de homicidios cometidos por la policía.

NOTICIA: Policía detiene a ex ministro brasileño Paulo Bernardo

Vieira acusa a la policía civil, encargada de investigar los homicidios, de no realizar bien su tarea. Pero HRW asegura que "la responsabilidad por poner fin a esta impunidad últimamente recae sobre la oficina del fiscal general de Rio de Janeiro, que tiene autoridad legal para supervisar el trabajo de investigadores policiales, así como de llevar a cabo sus propias investigaciones".

De los 64 casos identificados por HRW, solo ocho fueron a juicio, y apenas cuatro terminaron con el encarcelamiento de policías involucrados en asesinatos.

rarl