Toronto. Los arrestos por disturbios en el centro de Toronto treparon a más de 500 el domingo, entre ellos los de cuatro personas que por las alcantarillas llegaron cerca de donde los líderes asisten a la cumbre del Grupo de las 20 mayores economías desarrolladas y emergentes.

La policía en Toronto arrojaba gases lacrimógenos a manifestantes el domingo, por segunda jornada consecutiva, por arranques de violencia por la cumbre del G-20.

La policía había dicho el sábado que esperaba que las protestas del domingo fueran tranquilas, pero después de un día admitieron haber pedido control de una multitud rápida y violenta y los arrestos llegaron rápido.

"Hoy (domingo) estamos preparados para más de lo que vimos ayer", dijo un portavoz de la policía. "Nos gustaría ver que las manifestaciones son pacíficas", añadió.

Cuatro personas fueron detenidas durante la noche cuando emergían de una alcantarilla cerca de la valla a tras metros del área donde se reúne el G20. La policía dijo que estaban sellando las alcantarillas de los accesos cercanos a la zona.

Un "gran número" de personas fueron detenidas el domingo en los dormitorios de la Universidad de Toronto, y la policía dijo que confiscaron armas, incluyendo ladrillos, piedras y palos.

Las protestas comenzaron el sábado por la tarde como una marcha pacífica, pero rápidamente derivó en disturbios cuando grupos de enmascarados irrumpieron entre la multitud, quebrando vidrios de tiendas y bancos e incendiando vehículos policiales, a lo que la policía respondió con gases lacrimógenos y arrestos.

El domingo, manifestantes llevando carteles que decían "Liberen a Nuestros Compañeros" marcharon hacia el centro de detención temporal establecido cerca del área portuaria de Toronto.

Los arrestados enfrentan cargos que van desde causar daños a asaltos a la policía, dijo la policía.

"Lo que vimos ayer (sábado) (...) es una serie de matones que pretendía tener una diferencia de opinión con la policía y que escogió la violencia para expresar sus denominadas diferencias de opinión", dijo en una conferencia de prensa Dimitri Soudas, portavoz del primer ministro canadiense, Stephen Harper.

Grupos opositores al G-20 se han estado manifestando en Toronto de cara a la cumbre de este fin de semana de países ricos y emergentes, que se produce después de un encuentro más pequeño del Grupo de las ocho economías más industrializadas del mundo.

apr