Un proyecto de ley bipartidista de inversión en infraestructura de aproximadamente 1 billón de dólares avanzó en el Senado de Estados Unidos el miércoles, en un hito clave que lleva la legislación hacia un debate formal y una posible aprobación.

El Senado votó 67-32 para dar el primer paso de procedimiento para debatir la medida, que cuenta con el apoyo del presidente demócrata Joe Biden.

El acuerdo bipartidista, que sigue a meses de negociaciones, obtuvo el apoyo de los 48 demócratas, dos independientes y 17 republicanos en esta primera votación de procedimiento.

Se esperaban votaciones de procedimiento adicionales y sobre el proyecto de ley en sí posiblemente hasta el fin de semana.

Los demócratas pretenden que el proyecto de ley, que incluye fondos para carreteras, puentes, banda ancha y otra infraestructura física, sea el primero de un par de paquetes, seguido de un paquete de "infraestructura humana" de 3.5 billones de dólares.

La senadora demócrata Kyrsten Sinema y el senador republicano Rob Portman, los dos negociadores principales del Senado, anunciaron el acuerdo del miércoles por separado a los periodistas.

Los republicanos bloquearon una medida similar la semana pasada, diciendo que los detalles no estaban claros. En el último proyecto de ley aún se están ultimando detalles, pero los legisladores dijeron que el texto se completaría pronto.

"Estamos emocionados de tener un acuerdo", dijo Sinema. "Hemos terminado la mayor parte del texto, así que lo publicaremos y luego lo actualizaremos a medida que finalicemos las últimas piezas".

El acuerdo incluye 110,000 millones de dólares para carreteras, 73,000 millones para gastos en redes eléctricas, 66,000 millones para ferrocarriles, 65,000 millones para ampliar el acceso a la banda ancha, 55,000 millones para agua potable, 50,000 millones para temas ambientales, 39,000 millones para transporte público y 25,000 millones de dólares en aeropuertos, dijo la Casa Blanca.

Abordando una preocupación sobre el financiamiento entre los legisladores republicanos, incluido el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, Portman dijo que el paquete está "más que pagado" y agregó: "Esperamos seguir adelante y tener un debate saludable".

Funcionarios dijeron que el paquete se financiaría mediante una combinación de medidas. La más grande es redirigir 205.000 millones de dólares en fondos de ayuda para la Covid-19. Otra son recuperar 50,000 millones en beneficios de desempleo pagados fraudulentamente durante la pandemia y lograr que los estados devuelvan los fondos federales de desempleo no utilizados, recaudando otros 50,000 millones de dólares.

kg