Este sábado el Papa Benedicto XVI ordenó la refundación de Los Legionarios de Cristo en México, que encabezó en vida el religioso Marcial Maciel, a quien el Vaticano reconoció como responsable de actos gravísimos y objetivamente inmorales de pederastia, que han sido confirmados por testimonios incontrovertibles .

El Papa designó un comisario que guiará la refundación de la congregación, cuyo fundador, Marcial Maciel -reconoció el Vaticano- construyó una red de poder inescrupulosa .

Por su parte, la orden de los Legionarios de Cristo aceptó el domingo la decisión del Papa y en un comunicado publicado el sábado por la noche en su portal de Internet, los Legionarios indicaron que sus miembros acatan las decisiones con fe y obediencia .

Los cinco obispos que durante ocho meses auditaron la institución llegaron a la conclusión: Los comportamientos inmorales de Maciel son auténticos delitos y manifiestan una vida carente de escrúpulos y de genuino sentimiento religioso .

La inspección fue ordenada por Benedicto XVI en marzo del 2009, tres años después de que castigara a Maciel (1920-2008) por abusos sexuales durante décadas contra menores de edad y le exigiera que renunciara a su actividad sacerdotal.

En su apartado quinto, el comunicado oficial del Vaticano menciona: El Santo Padre pretende rescatar a todos los Legionarios y a los miembros del movimiento Regnum Christi, de manera que no estarán solos: la Iglesia tiene la firme voluntad de acompañarlos en todo el camino de purificación que les espera .

Eso comprenderá una confrontación sincera con todo el que, dentro y al exterior de la legión, fue víctima de abuso sexual y del sistema de poder del fundador: a todos ellos en este momento el pensamiento y las plegarias del Santo Padre porque en medio de grandes dificultades tuvieron el coraje de exigir la verdad .

La orden tiene presencia en una treintena de países, cuenta con 800 sacerdotes, 2,500 seminaristas, 158 escuelas y 18 universidades.