Rangún. La líder opositora de Birmania, Aung San Suu Kyi, fue elegida diputada por primera vez en su carrera política, en una elección parcial histórica celebrada este domingo, anunció su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND), antes de conocerse el resultado final de los comicios.

"Aung San Suu Kyi obtuvo 82% de los votos" en la demarcación rural de Kahwmu, declaró a la AFP Tin Oo, un dirigente de la LND, en la sede del partido en Rangún, donde centenas de personas festejaban la elección de su líder.

De acuerdo con el dirigente, la laureada con el Premio Nobel de la Paz consiguió la victoria en todos los centros electorales de su circunscripción, situada a dos horas de Rangún.

Otro dirigente del partido afirmó que la LND había conseguido por lo menos 11 escaños, incluido el de su líder.

Considerada durante una década como la enemiga número uno de las juntas militares que se sucedieron en el poder, Suu Kyi partía como favorita, a pesar de disputar el veredicto de las urnas por primera vez en su vida.

Un total de 45 bancas estaban en juego en todo el país, de las que 44 son disputadas directamente por la LDN de Suu Kyi: 37 a la cámara baja del parlamento (de un total de 440), seis a la cámara alta y dos a las cámaras regionales.

La LND se propone alcanzar la victoria en las 44 circunscripciones en que se presentaba y, según el partido, encabezaba el conteo de votos en todas ellas.

El gobierno, formado por ex militares que llegaron al poder hace un año, trata de probar que las reformas iniciadas justifican el levantamiento de las sanciones impuestas por los países occidentales para asfixiar la economía del país.

Al término de un proceso de transición sin violencia y bajo control del ejército, esta nueva administración propuso a Suu Kyi sumarse al sistema político.

Según analistas, el propio gobierno tenía interés en ver a la líder opositora triunfar bajo la mirada atenta de la comunidad internacional.

Suu Kyi denunció varias veces que la campaña estaba plagada de irregularidades. Pero también reivindicó el derecho de participar en el proceso. "Una vez en el parlamento, podemos trabajar por una verdadera democratización", dijo el viernes.

La LND lanzó nuevas acusaciones el domingo, al denunciar la presencia de cera en las papeletas al lado del nombre de los candidatos opositores, un procedimiento que podría facilitar la anulación de votos.

Surin Pitsuwan, secretario general de la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (Asean), que envió observadores al país, restó importancia a los incidentes.

Después de disimular durante años su apoyo a una mujer que se transformó en icono de la resistencia a las juntas militares, los partidarios de Suu Kyi daban rienda suelta a su alegría desde hace semanas, convencidos de la victoria.

La "Dama de Rangún" había triunfado en las elecciones de 1990, aunque la junta militar de entonces nunca reconoció esos resultados. Veinte años más tarde, Suu Kyi aún permanecía bajo arresto domiciliario durante las elecciones legislativas del 2010 boicoteadas por la LND y criticadas por países occidentales.

El Partido de la Solidaridad y el Desarrollo de la Unión (USDP), creado por la antigua junta militar, obtuvo alrededor de 80% de las bancas en el 2010. En virtud de la Constitución, un cuarto de los parlamentarios son militares designados al margen del proceso electoral.

EISS