El presidente Barack Obama invocó hoy la autoridad de privilegio ejecutivo para mantener confidenciales los documentos sobre el polémico operativo Rápido y Furioso , exigidos por los republicanos de la Cámara de Representantes.

El presidente del Comité de Supervisión Darrell Issa leyó el anuncio, contenido en una carta del Departamento de Justicia, en el inicio de la audiencia para considerar en desacato al procurador Eric Holder por supuesta falta de cooperación en la investigación.

Issa señaló que la declaratoria es insuficiente para poner en suspenso el voto de desacato, a pesar de que el demócrata de más alto rango, Elijah Cummings, consideró que el Comité debe estudiar las implicaciones del ejercicio de privilegio ejecutivo .

Los documentos cubiertos por la confidencialidad incluyen las comunicaciones del gobierno federal sobre su conocimiento del operativo que permitió el ingreso ilegal de más de 2,000 armas a México.

mac