Lima.- La embarcación Camila , que aparentemente transportaba a 250 pasajeros, se hundió en las aguas del río Amazonas, en la selvática región peruana de Iquitos, con un saldo preliminar de dos fallecidos.

Reportes radiales indicaron que hay varias personas desaparecidas por lo que el número de muertos podría incrementarse, en tanto grupos de rescatistas intentan hallar en las orillas a las personas que fueron arrastradas por la corriente.

La motonave se dirigía hacía el caserío Santa Rosa, en el distrito de Indiana, en Iquitos, cerca a la frontera con Colombia, en plena selva, aseguró Radioprogramas del Perú.

Camila , de 12 años de antigüedad, permanece aún hundida hasta la mitad de su estructura y se escuchan golpes de su interior, presumiblemente de las víctimas, indicó la emisora.

Héctor Freitas, uno de los sobrevivientes, dijo que en el segundo piso de la nave viajaban 150 pasajeros y en el tercer piso otras 100, pero el dato no ha sido confirmado por las autoridades locales.

El accidente se produjo aproximadamente a las 02:00 horas (07:00 GMT) cuando los pasajeros estaban durmiendo, informó Radioprogramas del Perú.

El propietario de la nave, Camilo Montoya, informó que la estructura estaba en buenas condiciones y que sólo la Capitanía de Puertos conoce el número exacto de pasajeros que viajaban y declinó dar mayor información.