Pekín.- Myanmar otorgó una amnistía para 514 reos, entre los que se encuentran extranjeros y los presos políticos, en el marco de los esfuerzos del nuevo Ejecutivo por realizar reformas en el país, indicó hoy el Ministerio de Información.

El anuncio coincide con el viaje de la Premio Nobel de la Paz y símbolo de la democracia en el país, Aung San Suu Kyi, a Estados Unidos, donde tiene previsto reunirse con autoridades para abordar la cuestión del proceso de apertura y democratización de Myanmar.

La orden de amnistía fue firmada por el presidente Thein Sein y ésta se acoge a la sección 401 del Código Penal, que estipula que los presos liberados pueden volver a ser detenidos por sus anteriores cargos si violan la ley, señaló el Ministerio de Información en un comunicado.

El objetivo de esta medida es, según el documento, aumentar la estabilidad y la consolidación nacional, mientras la oposición señaló que entre los 514 presos pueden figurar el resto de encarcelados por motivos políticos que no habían sido liberados aún.

Se trata de la segunda gran amnistía del gobierno de Thein Sein, después de que en octubre de 2011 ordenara la liberación de unos 200 presos políticos (de un total de 2,000), entre ellos el humorista Zarganar, una de las figuras más célebres de la oposición.

El proceso de apertura de Myanmar, iniciado hace dos años por Thein Sein ha supuesto un hito en la historia de ese país pobre de Asia marcado por años de férrea dictadura militar.

Entre los pasos más importantes dados recientemente por el gobierno hacia la reforma figura el fin de la detención residencial de Aung San Suu Kyi, durante décadas la bestia negra del régimen.

La Junta Militar que se hizo con el poder en 1990 decidió cederlo a un gobierno civil –plagado sin embargo de militares- que salió de las elecciones legislativas de marzo de 2011, y aceptó abrir el debate con los grupos rebeldes que representan a algunas minorías étnicas.

En consecuencia, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han levantado parcialmente las sanciones que aplicaban desde hace años sobre el régimen militar, mientras que Washington abrió una embajada en el país, donde mantenía una legación diplomática menor.

Este lunes la Comisión Europea propuso a los países de la UE que concedan preferencias comerciales a los productos de Myanmar, tales como la rebaja de los aranceles, con el objetivo de ayudar a su economía y saludar los esfuerzos por la democratización.

La amnistía coincide con el viaje de la lideresa de la oposición, que salió ayer de Rangún hacia Estados Unidos, donde tiene previsto reunirse con el presidente estadunidense Barack Obama, promotor del acercamiento entre el país asiático y la primera potencia mundial.

Está previsto que durante su viaje a Estados Unidos Suu Kyi efectúe varias conferencias en las universidades de Yale y Harvard, además de reunirse con representantes de la comunidad myanmarense en Estados Unidos.

Por otra parte, también participará en un acto en el Congreso de Estados Unidos, que podrá entregarle la Medalla de Oro que le concedió en 2008 por sus dos décadas de lucha por la democracia en el país asiático.

mac