Montreal. Decenas de miles de estudiantes marcharon ayer por las calles de Montreal para conmemorar los 100 días desde que el movimiento contra colegiaturas más altas se inició. La protesta llega luego que el gobierno provincial de Quebec aprobara una legislación de emergencia para poner fin a la manifestación estudiantil más larga en Canadá.

Los manifestantes portaban pancartas rojas y caminaron mientras cantaban al unísono: ¡Nuestras calles! La policía anunció que había sido blanco de ataques con proyectiles por personas enmascaradas entre la multitud y pidió que se dispersaran, pero no hubo arrestos hasta el momento.

Desde que la ley se aprobó el viernes, las protestas nocturnas a menudo se han tornado violentas dando como resultado cerca de 300 arrestos tan sólo el domingo. La policía aún no ha hecho cumplir la nueva ley, que hace que a las protestas de más de 50 personas entreguen un programa detallado.

Los grupos de estudiantes se han comprometido a desafiar a la legislación en los tribunales. Grupos de derechos humanos dicen que la nueva ley limita la capacidad de los manifestantes a expresarse democráticamente.

En la víspera de la protesta, el grupo más radical de estudiantes anunció que iría en contra de la nueva ley y convocaría a protestas y huelgas masivas durante todo el verano, un periodo de intensa actividad para los festivales al aire libre en Montreal que trae ingresos de millones de dólares en turismo a la ciudad canadiense.