Malasia va a expulsar a 50 norcoreanos con visas vencidas, en una probable excepción a la prohibición de los ciudadanos de Corea del Norte de abandonar el país tomada luego del asesinato de Kim Jong-nam, anunció el martes el viceprimer ministro malasio, Ahmad Zahid Hamidi.

La muerte hace un mes en Kuala Lumpur del hermanastro del dirigente norcoreano Kim Jong-un provocó una crisis diplomática entre Malasia y Corea del Norte al punto que cada país prohibió a los ciudadanos del otro país abandonar el territorio.

Ahmad Zahid Hamidi anunció sin embargo el martes que 50 norcoreanos empleados en el Estado de Sarawak, en la isla de Borneo, serían expulsados a pesar de la prohibición de dejar el territorio.

"Vamos a enviar hacia Pyongyang a los trabajadores norcoreanos en Sarawak cuyo visado no es válido", agregó, precisando que la expulsión se produciría "pronto".

Durante años, Pyongyang y Kuala Lumpur mantuvieron vínculos particularmente estrechos, que desmejoraron repentinamente tras el asesinato de Kim Jong-nam el 13 de febrero.

erp