Caracas/Washington. El líder opositor venezolano, Henrique Capriles, denunció que autoridades de migración retuvieron su pasaporte y le impidieron viajar a una reunión con el alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU).

En una transmisión en vivo a través de redes sociales, Capriles mostró cómo era escoltado por un puñado de policías a una oficina de migración en el aeropuerto internacional de Caracas, mientras una funcionaria llevaba su pasaporte en la mano.

Minutos después, fuera del aeropuerto, el también gobernador del estado Miranda mostró un acta del incidente donde se le informa que su documento, vigente hasta el 2020, fue retenido. El político, que fue recientemente inhabilitado para presentarse a cargos públicos, no explicó las razones de la medida.

Tras salir del aeropuerto, Capriles se sumó a una marcha de opositores en rechazo a lo que llaman una brutal represión contra las protestas que iniciaron hace siete semanas y que han terminado en batallas campales entre manifestantes y fuerzas de seguridad que han dejado un saldo de al menos 44 personas muertas.

Ayer, el Tesoro de Estados Unidos anunció sanciones económicas contra ocho magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, a los que acusa de decisiones judiciales que usurparon la autoridad del Legislativo.