Hong Kong. El diario prodemocracia Apple Daily de Hong Kong anunció que publicará el día de hoy su última edición, después de que sus activos fueran congelados por las autoridades, lo que significará la desaparición del medio más crítico contra China en este territorio.

Su cierre es el último ataque contra las libertades en la antigua colonia británica y a medio plazo podría llevar a medios internacionales presentes en Hong Kong a replantearse su presencia en este centro financiero internacional.

Apple Daily decidió que el diario pondrá punto final a sus actividades a partir de medianoche y que el 24 de junio será el último día en que sea publicado", señaló el día de ayer el medio en su página en Internet.

El sitio en línea de la publicación dejará de actualizarse a medianoche.

Ayer por la tarde, una pequeña multitud se reunió frente a la sede del periódico, gritando mensajes de apoyo y encendiendo las luces de los celulares mientras los periodistas preparaban la edición de cierre.

El allanamiento e intervención de este medio de comunicación se ampara en la controvertida ley sobre la seguridad nacional, aprobada hace casi un año, que está acallando a las voces críticas de la ex colonia británica.

Los periodistas de Apple Daily dijeron que planean imprimir un millón de ejemplares durante la noche, una cifra asombrosa dado que Hong Kong cuenta con 7.5 millones de habitantes.

Los comunicadores expresaron su desazón por el cierre del periódico y la pérdida de unos 1,000 puestos de trabajo.

"Tengo decenas de miles de palabras en mi corazón, pero estoy sin palabras en este momento", dijo Ip Yut-kin, presidente de la empresa matriz del diario, Next Digital.

"Escalofriante"

El Apple Daily ha mostrado su apoyo firme durante años al movimiento prodemocracia hongkonés y nunca ha dejado de criticar abiertamente a los dirigentes chinos.

Pekín no ha ocultado su deseo de ver desaparecer el rotativo y ha utilizado la ley de seguridad nacional para socavarlo.

El propietario del medio, Jimmy Lai, actualmente en la cárcel por su participación en las protestas por la democracia de 2019, fue uno de los primeros en ser acusado en virtud de esta ley.

Pero el capítulo final del periódico, creado hace 26 años, se produjo en la última semana, cuando las autoridades allanaron su redacción, arrestaron a seis responsables y congelaron sus activos.

Pekín ha alegado que las acusaciones contra Apple Daily se deben a artículos y columnas que supuestamente apoyaban las sanciones internacionales contra China, una opinión que ahora se considera ilegal.