Washington.- Jason Rezaian, el corresponsal del diario The Washington Post, recientemente puesto en libertad tras haber estado encarcelado en Irán, regresó este jueves al diario en medio de agradecimientos a los directivos y al gobierno federal.

En una ceremonia a la que asistió el secretario de Estado, John Kerry, Rezaian agradeció especialmente al dueño del periódico y capitán de Amazon, Jeff Bezos, quien trajo de regreso a Rezaian a los Estados Unidos en su jet personal.

NOTICIA: Rezaian, libre al fin

Soy verdaderamente afortunado de tener esta oportunidad de agradecerle al secretario Kerry (...) que negoció mi liberación con los iraníes y constantemente abogaron por mi (...) ningún otro país hace lo mismo por un ciudadano ordinario , dijo visiblemente emocionado.

Rezaian, de 39 años y de origen iraní, fue detenido en 2014 y acusado el año pasado de espionaje.

Tras 545 días en cautiverio, fue liberado junto a otros detenidos este mes a cambio de la puesta en libertad de siete detenidos de ascendencia iraní en cárceles estadounidenses.

NOTICIA: La injusta detención de Jason Rezaian en Irán

El intercambio ocurrió el mismo día que funcionarios de Naciones Unidas se reunieron en Viena para anunciar la certificación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) del cumplimiento por parte de Irán de acuerdo nuclear firmado en julio pasado.

Kerry, considerado una figura instrumental en la liberación de Rezaian y veterano de la guerra de Vietnam, no pudo evitar un nudo en la garganta cuando rememoró la filosofía de las fuerzas armadas de Estados Unidos de nunca abandonar a un soldado en el campo de batalla.

En el ejército, como ustedes saben, la promesa más sagrada que uno puede hacer es nunca dejar a un amigo abandonado , señaló Kerry, quien tuvo que hacer una pausa para recuperar la voz. Como la mayoría de promesas, es más fácil decirlas que cumplirlas .

NOTICIA: Finaliza juicio contra reportero del Post

Kerry señaló que el día de la liberación de los estadounidenses fue unos de los de mayor nerviosismo en su carrera política, pero también uno de los que más disfrutó como jefe de la diplomacia estadounidense.

Finalmente el secretario de Estado agradeció el papel de altos funcionarios iraníes para cumplir con la liberación de Rezaian y de los otros estadounidenses.

mac