Tel Aviv. El embajador de México en Israel, Pablo Macedo, fue convocado a una conversación aclaratoria en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel a raíz del voto de México en el Consejo de Derechos Humanos a favor de la creación de una comisión de investigación contra Israel tras lo ocurrido durante la operación “Guardián de los Muros”.

El Director General Adjunto para América Latina y el Caribe, Modi Ephraim, aclaró al embajador que la expectativa de Israel, un país amigo de México, es que “las buenas relaciones bilaterales entre los países se reflejen también en la arena internacional y que México nos apoye en momentos difíciles, de la misma forma que lo ha hecho Israel con México; que muestre comprensión ante los desafíos de seguridad a los que se enfrenta Israel y que reconozca su derecho y su deber de proteger a sus ciudadanos, contra los que Hamas disparó 4,300 misiles”.

Modi Ephraim agregó que “es inconcebible que México se posicione junto a países hostiles a Israel en una resolución que no contribuye a la paz y que premia el terrorismo de Hamas”.

El pasado jueves 27 de mayo, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas acordó investigar los presuntos crímenes de guerra cometidos durante las recientes hostilidades entre el ejército de Israel y la milicia palestina de Hamas en Gaza.

Entre los 47 miembros del foro, en Ginebra, 14 estados se abstuvieron –como Francia–, 9 votaron en contra –como Alemania– y 24 a favor de la resolución presentada por Pakistán y Palestina, en nombre de más de 60 países de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI).

La resolución, presentada por Pakistán en nombre de los países musulmanes indicaba: “Establecer urgentemente una comisión de investigación internacional e independiente, nombrada por la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para que investigue en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y en Israel, todas las presuntas violaciones del derecho internacional humanitario”.

La resolución también pide “establecer los hechos y circunstancias que puedan constituir tales violaciones y abusos”.

Respuesta de Israel

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu calificó de “vergonzosa” la decisión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de crear una comisión internacional para investigar las violaciones de los derechos humanos en Gaza.

Para el primer ministro la decisión “es otro ejemplo de la flagrante obsesión antiisraelí del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”.

“Una vez más, una mayoría automática inmoral en el Consejo encubría una organización terrorista genocida que ataca deliberadamente a civiles israelíes mientras convierte a los civiles de Gaza en escudos humanos”.

Para Michelle Bachelet, “los ataques aéreos (de Israel) en Áreas tan densamente pobladas dieron como resultado un alto nivel de muertes y heridos civiles”.

geopolitica@eleconomista.mx