Viena.- Un grupo de estudios de Estados Unidos publicó imágenes satelitales que refuerzan las sospechas de que Irán está intentando destruir evidencia de posibles actividades relacionadas a la creación de armas nucleares en un sitio al que los inspectores de la ONU buscan acceder.

El Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional (ISIS por su sigla en inglés) publicó las fotos en su sitio web horas después de que el organismo supervisor nuclear de la ONU mostró a diplomáticos imágenes similares, que según enviados occidentales confirmaron una limpieza en Parchin.

El sitio, que de acuerdo a Irán es un complejo militar convencional, se encuentra en el centro de las acusaciones de Occidente de que la república islámica ha conducido experimentos -posiblemente hace una década- que podrían ayudarlo a desarrollar bombas atómicas. Teherán niega tener esa ambición.

Las nuevas imágenes satelitales parecen respaldar las sospechas de que la república islámica está limpiando el sitio para borrar evidencia incriminatoria, como rastros de uranio u otros materiales, antes de dar acceso a los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA).

Diplomáticos occidentales que asistieron al encuentro a puertas cerradas en Viena dijeron a Reuters que dos edificios pequeños en Parchin fueron eliminados e ISIS indicó que sus fotos del 25 de mayo, publicadas en http://isis-online.org, muestran que "fueron completamente arrasados".

"Irán está preocupado de que la agencia pueda encontrar algo allí. De lo contrario, no estaría conduciendo un proceso de saneamiento", declaró un destacado funcionario occidental.

Las fotos fueron publicadas después de un diálogo inconcluso entre Teherán y las seis grandes potencias la semana pasada, destinado a resolver una disputa nuclear que ha conducido a un endurecimiento de las sanciones contra Irán y a una amenaza militar de Israel para evitar que obtenga una bomba.

La IAEA ha pedido en repetidas ocasiones acceder a Parchin. La semana pasada, un funcionario iraní fue citado cuando afirmó que la agencia aún no dio razones lo suficientemente contundentes como para visitar el sitio.

El enviado iraní ante la IAEA, Ali Asghar Soltanieh, rechazó la supuesta limpieza en Parchin, diciendo a periodistas luego de la reunión del 30 de mayo en la sede de la agencia que " este tipo de ruido y acusaciones son infundadas".

ISIS, que publica investigaciones acerca de la proliferación nuclear, declaró que las imágenes satelitales muestran huellas "creadas por maquinaria pesada usada en procesos de demoliciones".

Los dos edificios que aparentemente han desaparecido -cercanos a la estructura principal que le interesa a la IAEA- estaban intactos hasta abril, agregó.

apr