Madrid.- El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad aceptó hoy incrementar los tipos de interés de los bancos para hacer frente a la crisis económica causada por las recientes sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) debido a su programa nuclear.

Con la aprobación del Consejo de Dinero y Crédito, Ahmadineyad autorizó aumentar los tipos de interés para depósitos bancarios a largo plazo hasta 21%, anunció el ministro iraní de Economía, Shamseddin Hosseini, citado por la agencia de noticias Mehr.

El gobernador del Banco Central de Irán, Mahmud Bhamani, también confirmó que el mandatario aceptó elevar las tasas de interés de los bancos en línea con la tasa de inflación oficial, que ronda actualmente el 20 por ciento.

Asimismo, Ahmadineyad señaló que restringiría aún más la venta de monedas extranjeras con el fin de detener una creciente crisis cambiaria luego de que las nuevas sanciones aceleraron una fuga hacia el dólar por parte de iraníes preocupados por su futuro económico.

El Banco Central había decidido en días pasados incrementar los tipos de interés para alentar a los ciudadanos a mantener sus riales, moneda iraní, en el banco, pero encontró una dura oposición por parte del presidente de la república islámica.

Sin embargo, la grave situación económica del Irán forzó a Ahmadineyad a revisar sus políticas y a elevar los tipos de interés de 12 a un máximo del 21 por ciento.

Durante las últimas semanas, una ola de compras de pánico por parte de ciudadanos iraníes y los pequeños inversores ha barrido los mercados de oro y divisas.

La fuga hacia esas coberturas se aceleró después de que la UE aprobó el lunes pasado imponer un embargo petrolero contra Irán y una congelación de los activos del Banco Central de la república islámica, en un nuevo esfuerzo destinado a detener su programa nuclear.

Desde que se anunciaron las nuevas sanciones por parte de la UE, el rial perdió tan sólo en menos de un mes la mitad de su valor frente al precio del dólar disponible en el mercado abierto en comparación con principios de enero.

apr