Viena.- Irán intensificó drásticamente sus controvertidas labores de enriquecimiento de uranio, dijo un reporte de la agencia nuclear de Naciones Unidas, un desafío que seguramente elevará la alarma de Occidente sobre los objetivos atómicos de la república islámica.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés), en un documento confidencial, también informó sobre su fallida misión a Teherán esta semana, que buscaba que Irán respondiera a las acusaciones de que intenta desarrollar la tecnología para obtener armas nucleares.

El revés incrementó las preocupaciones sobre una espiral hacia el conflicto entre Irán y las potencias de Occidente, y envió los precios del petróleo a máximos de varios meses.

"La agencia continúa teniendo serias preocupaciones en torno a las dimensiones del programa nuclear de Irán", dijo la entidad con sede en Viena, en su último reporte trimestral sobre las actividades atómicas del Estado islámico.

La Casa Blanca dijo el viernes que el reporte confirma que el programa nuclear de Irán no tiene fines pacíficos y sigue adelante en violación de los propósitos de Naciones Unidas.

Tommy Vietor, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, dijo que el reporte mostró que Irán siguió enriqueciendo uranio pese a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Cuando se combina con su táctica de obstrucción a los inspectores internacionales, las acciones de Irán demuestran por que Irán no ha convencido a la comunidad internacional de que su programa nuclear es pacífico", agregó en un comunicado.

REACCIÓN INTERNACIONAL

Israel, que ha amenazado con desarrollar ataques preventivos a la infraestructura nuclear iraní, no hizo comentarios sobre el reporte. Alemania, que respaldó nuevas sanciones contra la república islámica, dijo que esto generaba más preocupación.

"Alemania está muy preocupada por el último reporte de la IAEA. Creemos que Irán debería entender que la clave para poner fin a las sanciones está en sus manos, ellos tienen el deber de cooperar con la comunidad internacional", dijo el ministro de Relaciones Exteriores germano, Guido Westerwelle.

La jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, instó a Irán a cooperar con la IAEA, dijo su portavoz.

La rápida expansión del trabajo deja de manifiesto la intención de Irán de no cambiar su posición en la larga disputa con Occidente, que han generado temores de una guerra en Oriente Medio.

Teherán dice que su programa nuclear es exclusivamente para propósitos civiles y niega que busque armas nucleares.

El reporte confidencial de la IAEA dice que, desde fines del año pasado, Irán triplicó su producción de uranio refinado a un nivel que lo acerca significativamente a material para una potencial bomba, dijo un funcionario familiarizado con la investigación de la agencia .

El embajador iraní ante la IAEA dijo que el reporte confirmaba la posición de Teherán e insistió en que su país no tiene intenciones de dar marcha atrás con su programa nuclear.

"El reporte de la IAEA indicó que todas las actividades nucleares de Irán están bajo supervisión del organismo", dijo la agencia semi oficial de noticias Fars, citando a Ali Asghar Soltanieh.

"Muestra, otra vez, que la actividad nuclear de Irán es pacífica", añadió.

DIFERENCIAS

El informe, que mostró que las posiciones de las partes están muy alejadas, dejó en claro que hay grandes diferencias en la manera de afrontar el tema y que Irán calificó los temores de a IAEA como "infundados". No hay más reuniones planeadas.

El director general de la IAEA, Yukiya Amano, instó en el informe a que Irán proporcione "rápido acceso" a Parchin, una instalación militar cercana a Teherán que la agencia ve como central para investigar los posibles aspectos militares del trabajo nuclear de Irán.

El fracaso de la visita de dos días de la IAEA podría complicar aun más la reanudación de las conversaciones nucleares entre Irán y las seis potencias: Estados Unidos, China, Rusia, Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Ashton, que representa a las potencias en las estancadas conversaciones con Teherán, dijo que "los hallazgos de este nuevo reporte de la IAEA contribuyen a incrementar aún más la preocupación sobre la naturaleza exclusivamente pacífica del programa nuclear de Irán".

"Irán debe responder a las preocupaciones existentes y generar confianza en la naturaleza de su programa nuclear", añadió.

Por su parte, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, dijo el viernes que cree que algunas naciones están aprovechando el discurso de que Irán podría fabricar armas nucleares como pretexto para "cambiar el régimen".

El reporte de la IAEA también mostró que Irán condujo una significativa expansión de actividades en su principal planta de enriquecimiento cerca de la ciudad central de Natanz y que también acentuó su trabajo en el sitio subterráneo Fordow.

El uranio enriquecido puede ser usado para alimentar plantas de energía nuclear, que es el objetivo declarado de Irán, o suministrar material para hacer bombas si se refina a un nivel mayor de pureza.

En Natanz, la IAEA dijo que ahora hay 52 cascadas -cada una con cerca de 170 centrífugas- operando, desde 37 en noviembre.

En Fordow, casi 700 centrífugas están refinando uranio a una concentración fisil del 20 por ciento y ya hay preparativos para instalar más, de acuerdo al reporte.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, advirtió que el trabajo nuclear del Estado islámico pronto podría ingresar en lo que denominó una "zona de inmunidad" protegida de interrupciones externas.

Fordow es particularmente preocupante para Occidente e Israel debido a que Irán está trasladando el aspecto más sensible de su trabajo nuclear -la refinación de uranio a un nivel cercano como para crear una bomba- al sitio.

Enterrada debajo de unos 80 metros de roca y suelo, el complejo ofrece una mejor protección ante posibles ataques militares de Israel o Estados Unidos.

APR