Iowa. La Cámara de Representantes de Iowa analiza una iniciativa de ley por la que cualquier persona podrá denunciar ante el procurador general que un negocio emplea un inmigrante ilegal.

Los miembros de una subcomisión analizan el proyecto, que requiere que el procurador, los abogados del condado y la policía local investiguen las denuncias.

Las denuncias verificadas serían reportadas a las autoridades federales de inmigración y los empleadores podrían perder sus licencias.

El proyecto también requiere que los empleadores usen un sistema federal electrónico de verificación de los trabajadores.

Los partidarios del proyecto de ley dicen que haría la competencia más justa al deshacerse de los trabajadores que están ilegalmente en Estados Unidos. Los adversarios replican que equivale a etiquetación racial, perjudicaría a los negocios y restaría tiempo a la policía.

Un total de 38 republicanos y tres demócratas en la cámara baja patrocinan el proyecto.