El jefe del Departamento de Justicia dijo que la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones del 2016 está llegando a su fin. Se trata del primer reconocimiento oficial de que la investigación que involucra al presidente Trump pronto podría salir a la luz.

El fiscal general interino Matthew G. Whitaker hizo el comentario durante una conferencia de prensa sobre un tema no relacionado: las acusaciones derivadas contra una empresa de tecnología china.

Cuando se le preguntó su opinión sobre la investigación de Mueller, por los comentarios críticos que había realizado en su contra mientras trabajaba como experto en televisión antes de comenzar a trabajar en el Departamento de Justicia, Whitaker aseguró que esas declaraciones se ofrecieron mientras llevaba una vida como un ciudadano común.

“Me han informado sobre la investigación y espero que el fiscal especial Mueller entregue pronto el informe final”, comentó Whitaker. “Me siento cómodo de que las decisiones que se tomaron serán revisadas. En este momento la investigación está cerca de completarse”.

Las observaciones de Whitaker fueron breves y precisas, pero representan los comentarios más claros sobre el tema por parte de un funcionario del gobierno en los últimos meses. También llegan días después de que la oficina de Mueller reveló una acusación contra Roger Stone, un amigo y exasesor del presidente Trump.  El confidente del presidente fue acusado de siete cargos, entre ellos falso testimonio, manipulación de testigos y obstrucción de los procedimientos oficiales.

Stone insistió en que no testificará contra el presidente: “Soy uno de sus amigos más antiguos, soy un ferviente partidario del presidente”.

Las investigaciones supervisadas por Mueller no han dado lugar a ninguna acusación directa contra Trump hasta el momento. Pero sí han llevado a inculpaciones y condenas de colaboradores cercanos a Trump.