Quito. Los indígenas de Ecuador solicitaron al presidente Lenín Moreno la “inmediata” destitución de los ministros de Gobierno y de Defensa por la “violencia desmedida” durante las protestas sociales, que dejan siete muertos y 1,340 heridos.

“Como un gesto de paz social al país, pedimos, señor presidente, la inmediata separación de estos dos ministros”, dijo el titular de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Jaime Vargas, en un diálogo que sostienen en Quito y que es transmitido en vivo por televisión.

El líder indígena responsabilizó a los ministros de Defensa, Oswaldo Jarrín, y de Gobierno (Interior), María Paula Romo, de la “violencia desmedida contra el pueblo y el terrorismo de estado” durante las protestas sociales que estallaron hace 12 días a raíz de la eliminación de subsidios a combustibles.

Las manifestaciones contra esa medida presidencial, que desató alzas de hasta 123%, dejan siete muertos, 1,340 heridos y 1,152 detenidos según la Defensoría del Pueblo.

Vargas manifestó ante Moreno que “ha habido una convulsión social y el irrespeto a los derechos humanos”.

Agregó que “aquí sus ministros no midieron, nunca analizaron, para tomar decisiones”, ante las manifestaciones encabezadas por los aborígenes, que desde el interior del país se movilizaron hacia Quito durante esta semana.

Ante el descontento, el gobierno decretó el estado de excepción el 3 de octubre.

Tras violentos disturbios del sábado en la capital ecuatoriana, Moreno también ordenó el mismo día el toque de queda y la militarización de la ciudad.

Ante un desafío generalizado al estado de excepción por parte de ciudadanos comunes, el ejército refirió que había levantado parcialmente las medidas de emergencia en la ciudad hasta las 8 de la noche del domingo, pero destacó que seguirían vigentes cerca de los puntos de conflicto.

Terrorismo

De los 27 mayores de edad procesados por el delito de terrorismo, debido a que fueron detenidos por irrumpir violentamente y destruir el edificio de matriz de la Contraloría en Quito, la tarde de este domingo la jueza de flagrancia Eliana Carvajal decidió ordenar para 14 de ellos prisión preventiva, mientras que para los restantes 13 definió las medidas cautelares de presentación periódica ante el fiscal del caso y prohibición de salida del país. Así lo reveló el diario ecuatoriano El Universo.

Las próximas 72 horas serán decisivas para Lenín Moreno.